Chile recibió buenas expectativas tras las Fiestas Patrias. El Fondo Monetario Internacional (FMI) corrigió al alza la estimación de crecimiento de nuestro país.

El Artículo IV del organismo, que revisa anualmente la economía chilena, recalculó por tercera vez las expectativas y en esta ocasión las ubicó en 4% para 2018 (desde el 3,8% anterior) y en 3,4% para 2019.

“Esto es parte de un contexto en que no solamente estamos revisando al alza las proyecciones de crecimiento efectivo, sino también de crecimiento potencial”, recalcó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

De paso, de acuerdo al Diario Financiero, el titular de la cartera enfatizó que el organismo multilateral ha observado una recuperación consolidada de la economía local.

Asimismo, el FMI vio con buenos ojos el proyecto de modernización tributaria que presentó el Ejecutivo y la reforma a la Ley General de Bancos, dándole así un espaldarazo a la agenda del ministro Larraín.

Asimismo, apuntó que Chile está preparado para enfrentar la volatilidad de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. “Es la solidez de la economía chilena la que lleva a destacar la buena preparación que tenemos para absorber los schocks externos”, aseguró el titular de las finanzas públicas.

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 


Varias proyecciones apuntan esa fecha como clave, tanto para Estados Unidos como para el resto de las economías.

SANTIAGO.- Nouriel Roubini, el economista estadounidense, que anticipó la crisis financiera de 2008, fue claro en una columna de opinión: el 2020 se desencadenará una nueva crisis financiera, que dará paso a una recesión de la economía.

"La próxima crisis y recesión podría ser aún más severa y prolongada que la anterior", aseguró el profesor de la Universidad de Nueva York, dado que "a diferencia de 2008, cuando los gobiernos tenían las herramientas políticas necesarias para evitar una caída libre".

"Los responsables de las políticas que deben enfrentar la próxima recesión tendrán sus manos atadas, mientras que los niveles generales de deuda son más altos que durante la crisis anterior", afirmó el analista. 

Así como la estimación del denominado "Dr, Doom", hay otras proyecciones que apuntan a una caída de la actividad dentro de dos años más.

Precisamente, los analistas del banco de inversión estadounidense JP Morgan crearon un indicador destinado a medir el momento y la gravedad de la próxima crisis financiera. La entidad lo hace calculando los resultados en función de la duración de la expansión económica, el potencial de la próxima recesión, el grado de apalancamiento, las valoraciones de los precios de los activos y el nivel de desregulación e innovación financiera antes de la crisis.

Este modelo indica que los inversionistas deberían apuntar el 2020 en sus calendarios, aunque JP Morgan se distancia de Roubini y considera que este golpe será "menos doloroso" que las crisis pasadas. "En todos los activos, estas proyecciones parecen moderadas en comparación con lo que ocurrió en la última crisis". Sin embargo, "la disminución de la liquidez del mercado financiero desde la implosión de 2008 es un comodín que es difícil de jugar", indican John Normand y Federico Manicardi, analistas del banco estadounidense.

Mientras que un poco más moderado se muestra Goldman Sachs, que ve solo un 36% de posibilidades de recesión en los próximos tres años. Cabe consignar que ese riesgo está por debajo de la media histórica.

"Ha habido un creciente interés de los inversionistas en la posibilidad de una recesión en Estados Unidos durante los próximos años. Nuestro modelo presenta una imagen más benigna", dijeron economistas de Goldman Sachs dirigidos por Jan Hatzius en un informe publicado el domingo.

Aun así, señalaron que Estados Unidos todavía tiene el poder de contagiar a otros países. Si la primera economía del mundo entra en recesión, la posibilidad de que otras naciones desarrolladas corran la misma suerte al año siguiente es de casi el 70%, según el análisis de la institución que tomó cuatro décadas de datos.

Recesión podría llegar cuando Trump busque la reelección

Hace unos meses, otros analistas ya estimaban que habría que estar atentos a 2020, ya que ese año "es un verdadero punto de inflexión", según Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, justo cuando el Presidente Donald Trump busque su reelección.

"El punto desencadenante del dolor es realmente difícil de predecir: el mercado bursátil tiene mucho ímpetu y optimismo, pero si seguimos aumentando los aranceles, provocará una corrección", afirmó Ethan Harris, jefe de economía global de BofAML.

"Se siente como si estuviéramos en un período de transición donde la guerra comercial pasa de ser una irritación menor a una preocupación, y eventualmente comenzará a afectar los planes de inversión", agregó.

El más reciente consenso de los pronósticos en el sondeo de Reuters para el crecimiento de Estados Unidos reveló ligeras mejoras durante varios trimestres el año próximo, pero aún se espera una desaceleración a un 2,0% en el último trimestre del 2019.

La mediana de las estimaciones de una recesión el próximo año se mantuvo en solo un 15%, pero aumentó a un 35% en los próximos dos años, con la previsión más pesimista en un 75%.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

La española —experta en consultoría de desarrollo de negocios— fue invitada por la empresa de tecnología Lemontech para abordar materias relacionadas a las comunicaciones y el marketing jurídico.

Con la participación de distintos abogados del área, Marisa Méndez —Psicóloga especializada en el sector legal— abordó la relevancia de las comunicaciones y el marketing para la industria en una charla organizada por por Lemontech.

Marisa Méndez ha sido reconocida en el mundo jurídico en parte por las numerosas publicaciones que ha realizado y entre las que destaca como co-autora de las obras colectivas “Big Law in Latin America and Spain: Globalization and Adjustments in the Provision of High-End Legal Services“ (2017), “Big Law: Estudios de Abogados en Chile” (2016), “Gestión del Pro Bono en los Firmas de Abogados” (2014), entre otras.

Según señaló la expositora en su presentación, “el mercado legal chileno se ha vuelto más complejo e interesante, lo que implica que los estudios profundicen otras áreas del negocio”. También afirmó que “dominarán el mercado las firmas más ágiles en la toma de decisión y con menos complejos y miedos”.

Al finalizar el conversatorio, Fernando Leñero, CEO de Lemontech, expuso la importancia que tiene para Lemontech.  traer expertos en diferentes áreas y materias. “En el caso de Marisa Méndez, la invitamos porque su experiencia y conocimientos en marketing son de gran aporte para los estudios de abogados, sobre todo en los tiempos de hoy donde la comunicación cobra relevancia para distinguirse de la competencia. Por lo mismo la charla tuvo muy buena acogida entre nuestros clientes”, comentó.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

El colapso del ese entonces cuarto mayor banco de inversión estadounidense puso en jaque el sistema financiero mundial.

SANTIAGO.- Los banqueros salían del edificio con sus cosas en cajas de cartón y fotos de corredores de Bolsa desesperados dieron la vuelta al mundo: este sábado 15 de septiembre se cumplen diez años del colapso del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers, que estuvo a punto de llevarse por delante toda la economía internacional.

Con cientos de millones de dólares en créditos de emergencia que salieron de los bolsillos de los contribuyentes y drásticas bajadas de las tasas de interés, los Gobiernos y bancos centrales intentaron salvar a otros bancos y frenar la caída de la coyuntura. Al final se evitó lo peor, pero el precio que se pagó por ello fue muy alto.

Fue la mayor quiebra de la historia estadounidense. En Wall Street, el Dow Jones se hundió 500 puntos, su mayor caída desde los ataques terroristas contra las Torres Gemelas en 2001.

"Lo recuerdo como un momento de mucha incertidumbre. En esa época era vicepresidente mundial de los reguladores de valores del mundo, entonces la quiebra me pilló en Amaterdam -en una reunión con el presidente del Banco Central Europeo, con directores de la Reserva Federal Norteamericana, con ministros de Hacienda, con otros reguladores- y lo que más me asombró fue ver el nivel de desconocimiento que había entre ellos, la cúpula mundial, de lo que estaba pasando y lo que más me asombró es ver, como que no lograban entender la virulencia de la situación", relata a Emol el entonces superintendente de Valores y Seguros de Chile, Guillermo Larraín.

"Después de la caída de Lheman Brothers y la consecuencia de quiebras de bancos, de corridas bancarias, etc, la verdad es que no se debía hasta dónde podía llegar esto".

"En Chile teníamos las cosas relativamente calmadas. Se cayó mucho la bolsa, pero la economía se ajustó bien: las tasas de interés largas comenzaron a caer -cosa que no ocurría en el pasado-, el tipo de cambio se depreció, el banco central intervino de manera muy oportuna y el Gobierno comenzó a hacer una política fiscal muy expansiva, la suma de lo cual evitó una recesión mayor".

El entonces ministro de Economía, Hugo Lavados, conmemora que más que nerviosismo, había incertidumbre sobre lo que iba a continuar ocurriendo y también había poca claridad por las características estructurales de nuestra economía... un país pequeño, muy abierto al exterior, con mucha exportaciones, de que eso sí iba a tener efectos.

"Lo que daba mayor tranquilidad era el colchón que significaban los ahorros disponibles en el exterior y ese colchón era el llamado anti-cíclico, que se ahorra en los tiempos buenos y se usaban en los tiempos malos. Lo que había que hacer es ver de qué forma se ocupaban esos recursos para que el impacto sobre la economía chilena fuera lo más bajo posible", sostiene Lavados.

¿Se aprendieron lecciones?

"Las grandes crisis del pasado, cada una de ellas ha dado aprendizajes importantes, entonces, de alguna manera las grandes reformas ya habían sido identificadas, pero lo que tiene esta de particular y la gran lección de esta crisis es que el mercado de valores es una fuente de crisis sistémica, cosa que no se entendía así hace 10 años atrás", sostiene Larraín.

En más, añade que "si tú miras de dónde viene la crisis, viene fundamentalmente de problemas de gobiernos corporativos e instituciones financieras, eso se parece más a un problema del mercado de valores que de política monetaria, política cambiaria. Esa es la gran lección".

Sin embargo, plantea que sumando y restando, el nivel de aprendizaje ha sido bastante bajo, al final del día es bastante limitado.

En cuanto a Chile, Larraín sostiene que "hay algunas mejoras importantes, como la creación de la creación de la Comisión del Mercado Financiero que es parte como consecuencia de la crisis, la creación del Sernac financiero puede ser un aprendizaje porque la idea de que haya alguien que se preocupe de cuidar al consumidor de productos financieros es importante; la desmutualización de la bolsa también es una aprendizaje de la crisis.

"En el ámbito macroeconómico se ratificó lo que a mí como economista me importa mucho, que fue lo deseable de que el banco central tenga una política cambiaria fiscal y que la política fiscal gana poder cuando es precedida de mucha seriedad y mucha responsabilidad. La mezcla de esas tres cosas son más o menos aprendizajes de la crisis", añade el ex presidente del BancoEstado.

Mientras que Parrado sacó en limpio una serie de lecciones tras la crisis: "Las instituciones no solo quiebran cuando son insolventes, también lo pueden hacer cuando son poco líquidas. En épocas de incertidumbre financiera, la liquidez se evapora y deja en extremo debilitadas las instituciones financieras. Esto es particularmente importante en el caso de los bancos que reciben depósitos de sus clientes para que luego a través del proceso de intermediación son prestados a empresas y familias".

Otro aspecto que destaca el ex superintendente de Bancos del anterior Gobierno es que "la regulación no es suficiente si no hay una buena supervisión... En el caso chileno, aprendimos de forma forzosa después de nuestra propia crisis bancaria de los 80s y hoy se hacen esfuerzos continuos tanto en el ámbito regulatorio como el de supervisión bancaria".

Lo que falta

Larraín sostiene que en lo regulatorio, "las mismas razones que llevaron a crear la Comisión para el Mercado Financiero, sirven para transformar las dos superintendencias (de bancos y pensiones) que quedan en comisiones. La otra cosa, es que también en esa lógica hay que revisar si queremos seguir teniendo reguladores por industrias o hay que unificarlos o tener reguladores funcionales y esa es una lección que aún no hemos aplicado".

Mientras que el ex titular de Economía dice que "probablemente todavía hay activos financieros que son bien complejos y que son difícil de regulación y supervisión".

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 



 

Carlos Caro, presidente de la Asociación Peruana de Compliance, analiza la interrelación entre esta actividad, el desarrollo dogmático y su aplicación en el proceso penal.

 

Sofía Martin L.

Carlos Caro Coria decidió dedicarse a la práctica penal económica en 2005 y formó su propia firma, que —destaca— ha sido reconocida como boutique por Chambers. En mayo de este año fue uno de los fundadores de la Asociación Peruana de Compliance, con la finalidad de desarrollar la materia y poner a disposición de la comunidad material de soporte local.

“Es importante hacer confluir las perspectivas desde el punto de vista legal, corporativo y de las auditoras”, explica el abogado —quien es el actual presidente de la entidad—, junto con destacar la importancia que le asignan a la conversación entre lo práctico y lo científico.

“Hay mucha ciencia sobre Compliance desarrollándose en Estados Unidos y Europa, especialmente España, Italia y Alemania”, cuenta, pues lo que partió como una cuestión puramente pragmática ha ido generando producción científica.

Más que un check list

Existe un Comité consultivo, que pretenden tener operando desde octubre, cuenta Carlos Caro, con especialistas como Luis Reymond Alfaro y Laura Zúñiga Rodríguez.

Así, desde la Asociación intentan entregar herramientas que logren ser un aporte desde ambos mundos: la abstracción y la práctica. “Interpretan al compliance como un check list, pero es mucho más”, asegura este abogado que tiene un doctorado en derecho penal de la Universidad de Salamanca y, cuenta, ha hecho estudios posdoctorales en el Instituto Max Plank en Friburgo.

Entre los ejemplos de temas a analizar están el valor de contar con un buen sistema de compliance en un proceso penal. ¿Existe responsabilidad, excluye culpabilidad? ¿Cuál es el rol del software de cumplimiento? Desde el punto de vista procesal, ¿quién tiene la carga de la prueba? ¿basta la prueba indiciaria? ¿se requieren documentos o también testimonios?

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/