Los operadores de criptomonedas ganaron una nueva batalla en su lucha contra la banca chilena, esta vez el perjudicado fue el Banco de Chile, a quien el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) ordenó reabrir la cuenta de Orionx, una compañía que comercializa con estas monedas digitales.

Lo anterior, luego de que la operadora presentara al mencionado tribunal una demanda en contra de esta y otras entidades financiera por abuso de posición dominante al cerrar sus cuentas o negar su apertura.

Con esta resolución Banco de Chile se suma a otros obligados a reabrir las cuentas corriente y vista de Orionx: Banco Estado y Banco Itaú.

Tal como informó Diario Financiero, el banco ligado al grupo Luksic, negó más de una vez tener entre sus clientes a operadoras de criptomonedas. Sin embargo, la demanda en cuestión afirma que Orionx figuró en su cartera entre diciembre de 2017 y el 19 de enero del presente año.

Según el mismo libelo, el argumento del banco era que evitaría incorporar a “empresas de esta naturaleza, mientras no exista un reconocimiento regulatorio de dicha actividad”.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

 

 

El término, acuñado en 1949, ha sido utilizado principalmente en el sistema anglosajón para referirse a algoritmos que permitan prever lo que fallarán los jueces. Hoy, esta herramienta también se está aplicando al proceso legislativo.

 

Javiera Bianchi

El término jurimetría nació en 1949, cuando el abogado Lee Loevinger lo presentó como el uso de computadores en el Derecho y, específicamente, referido a la experiencia de su aplicación en el estudio de la legislación de libre competencia de Estados Unidos.

Desde ese entonces la informática habría comenzado a estar también al servicio del Derecho, sobre todo en el Common Law. Como explica un video de la multinacional Wolters Kluwer, la jurimetría “es la herramienta de analítica jurisprudencial más innovadora del mercado, que permite definir la estrategia procesal idónea para el éxito del caso, a través de indicadores gráficos interactivos, basados en el análisis cognitivo de millones de decisiones judiciales”.

Hasta hoy se ha utilizado el sistema anglosajón principalmente para poder prever lo que decidirán en el futuro los tribunales de justicia. En un paper publicado por Rodrigo Javier Moya, este abogado de la Universidad de Chile explica que estas máquinas memorizan un número relevante de sentencias sobre una materia específica para saber cómo han decido los jueces en el pasado, y así poder predecir si un juez atenderá las mismas razones frente a un caso a resolver.

El gerente general de Legal Markets and Innovation de Wolters Kluwer Legal & Regulatory para Estados Unidos, Dean Sonderegger, publicó un artículo en el medio especializado Above The Law, en el que hace referencia a las “importantes inversiones” que están realizando distintos proveedores de tecnología en el desarrollo de análisis predictivos para respaldar el trabajo de los abogados en litigios, analizando la jurisprudencia pasada e invocando la probabilidad de éxito para diferentes estrategias.

En el fondo esta herramienta es un auxilio para los abogados, facilitando y potenciando el desempeño de los mismos. Intenta de alguna u otra manera realizar un análisis cuantitativo de la actividad judicial.

Jurimetría en el Congreso

En su artículo, Sonderegger plantea que este sistema también puede ayudar a predecir la cantidad de leyes que el Congreso aprobará (o no).

Según la publicación, entre 2001 y 2015 se presentaron casi 70.000 proyectos de ley en el Congreso de Estados Unidos, pero sólo se promulgaron 2.513, es decir, menos del 4% de las iniciativas ingresadas. En ese escenario, la interrogante es cuál sería la forma de responderle a un cliente cuando formula preguntas como: “¿Cuál es la probabilidad de que esto pase?” y “¿Cómo me afecta?”.

Para responderlas se debería recopilar una cantidad considerable de información. Habría que buscar datos contextuales como ¿quiénes ingresaron el proyecto? ¿pertenecen a un partido que tenga mayoría en el Congreso? ¿cuenta la propuesta con el apoyo del partido?, entre otros.

Pero —continúa el gerente de Wolters Kluwer—, desafortunadamente, el contexto no es suficiente. “Para evaluar con precisión la probabilidad de aprobación, también se debe mirar el texto en sí. Hay ciertos lenguajes que están altamente correlacionados con la probabilidad (o la falta de) de aprobación. También existen desafíos adicionales como los cambios continuos al texto como parte del proceso legislativo y el hecho de que estos proyectos de ley no son documentos cortos (hay algunos con más de 900 páginas, por lo que no es fácil de leer en versiones sucesivas)”, analiza.

El seguimiento de estos factores, la creación y actualización de predicciones es un trabajo que requiere de mucho tiempo y de un conocimiento muy específico. “Las grandes firmas de abogados emplean equipos de profesionales en grupos de políticas públicas que informan los esfuerzos de lobby en nombre de los clientes y que también mantienen a sus abogados al tanto. Sin embargo, incluso esos grupos tienden a centrarse específicamente en cuestiones clave, ya que la tarea de rastrear y predecir exhaustivamente toda la legislación puede ser desalentadora”, añade Sonderegger.

También agrega cifras: la inteligencia artificial habría demostrado una precisión del 99% al predecir cuándo un proyecto de ley pasará a la primera cámara (es decir, Cámara o el Senado) y un 98% de precisión en saber cuándo se promulgará una ley.

Si bien algunos podrían pensar que esta herramienta eventualmente llegará a remplazar la función de un juez, en realidad sólo sería viable “en casos de experiencias jurídicas estandarizadas y formalizables con variables predeterminadas cerradas” y, en ese caso, sólo se podría planear como una solución operativa, escribió el abogado Rodrigo Javier Moya en “Jurimetría, una breve aproximación”. Otro que reflexionó tempranamente sobre el tema (1996) es Antonio Enrique Perez-Luño, quien —en su Manual de Informática y Derecho— dijo que las máquinas aún no podían comprender “las circunstancias que concurren en las conductas humanas”.

“Las investigaciones que se desarrollaron en el campo de la Jurimetría se presentan no sólo como una interesante visión cuantitativa del fenómeno judicial, sino que reflejan una posibilidad cierta de analizar los distintos fenómenos sociales, económicos, políticos y culturales desde un enfoque jurídico y contribuir de esta forma a una administración de justicia más equitativa, transparente y eficiente”, resume Moya.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) elevó de un 2,9% a un 3,6% la proyección de crecimiento de nuestro país para este año.

Este hecho fue comentado por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien participa del foro y la reunión ministerial en París, Francia.

Pese a las mejores condiciones externas que enfrenta la economía mundial, el secretario de Estado tomó con mesura dicha proyección, al señalar que aún se debe trabajar en recuperar la confianza con los empresarios y consumidores.

Eso sí, Larraín destacó que el aumento porcentual se basara en la recuperación de la inversión y de las exportaciones, así como también, el moderado crecimiento en el consumo privado.

En la instancia, afirmó que reciben esta proyección económica como parte del resultado de las políticas que lleva adelante el gobierno de Sebastián Piñera.

Además, hizo hincapié en la simplificación del sistema tributario y las medidas proinversión que impulsa el Ejecutivo, temas que, dijo, fueron abordados por la OCDE.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

 

Las consultoras Marisa Méndez y Carolina Sumar sugieren realizar estrategias que permitan a los estudios de abogados tener un elemento distintivo y, así, poder posicionarse sobre todo hoy, en lo que ellas denominan “un momento bien interesante para la abogacía de los negocios”.

 

S.Martin / J.Bianchi

Marisa Méndez y Carolina Sumar se especializan en consultorías internacionales de gestión de firmas de abogados.

Durante el último tiempo han ayudado a los estudios de abogados a crear una marca, a posicionarse y definirse. Esta consultoría estratégica implica analizar a una firma en sus dimensiones interna y externa, pasada, presente y futura para ofrecer una estrategia de servicios, de diferenciación, de segmentación y de posicionamiento que permita clarificar un camino competitivo y rentable a medio y largo plazo.

Es un trabajo que plasman no solo en un plan estratégico, sino también en un plan operativo que incluye sesiones de trabajo con los socios y con sus clientes.

Se habla mucho de la diferenciación en ambientes competitivos ¿podrían aterrizarlo a ejemplos concretos?

“Las opciones de diferenciación son muy diversas y, antes de poner ejemplos, hay que enfatizar que deben ser diferencias reales, existentes, que puedan perdurar y que aporten valor al cliente. Así, podemos descartar utilizar como diferencia un accolade de un directorio o un fichaje estrella que pueden tener caducidad, o hablar del tiempo que lleva la oficina abierta que, si no va acompañado de algo más, no aporta valor en sí mismo.
Los ejemplos de la pregunta responden a una diferenciación de especialización en un sector o de servicio. La especialización es una de las “3 Es” clásicas de diferenciación, junto a la eficiencia y la experiencia; pero hay muchísimos ejemplos más como la conveniencia o proximidad, el conocimiento local, la coordinación interna, el Project Management, el empleo de TechLaw, la reputación o las relaciones personales”.

— ¿Qué herramientas sirven para diferenciarse?

“La diferencia se debe plasmar en todos los elementos de contacto con el mercado, los profesionales y, en definitiva, con los clientes. Es decir, tiene que estar presente y ser coherente a todos los niveles, desde las oficinas, la web, los honorarios, los colaboradores internos y externos, los medios de promoción, los servicios que se prestan.
Por ejemplo, si nuestra firma se especializa en derecho tecnológico, nuestros profesionales deben sentirse cómodos hablando de IA, Blockchain o AR y las oficinas tienen que transmitir esa especialización y no trasladarnos a un entorno incoherente. Es clave la coherencia y, por supuesto, la imaginación para poder trasladar el mensaje. Por ejemplo, si somos una nueva firma especializada en derecho de la robótica no sería descabellado que un robot social atendiera en recepción.

— ¿Cuál es el real poder de una marca, un logo, una frase… para diferenciarse?

“¡El real poder es el posicionamiento! Y cuando está bien logrado llegas a ocupar un lugar privilegiado en la mente de tus clientes de forma que al leer o escuchar tu marca se generarán las emociones y los pensamientos con los que queremos nos vinculen”.

— ¿Cuál es el poder de un buen sitio web? Basta darse un paseo por Google para ver sitios web de despachos importantes, de gran facturación, que tienen sitios web obsoletos, tanto en plataforma tecnológica como en gráfica ¿importa realmente?

“El sitio web tiene que ser coherente con la personalidad de la firma. La importancia no va en lo obsoleto o moderno que se vea. Lo importante es que, al entrar en él, el diseño y el contenido ya nos identifique. La web es una herramienta más del marketing y de cómo comunicar tu estrategia. Es muy incoherente tener un sitio web súper moderno si tu firma y tus profesionales no son así. Es el fallo de muchas firmas, porque tienen unas webs atómicas y lo único que han hecho es confundir a los clientes y creen que así hacen marketing”.

— Internacionalización: ¿cuándo pueden saber los socios que ha llegado el momento de salir del país o de dejar entrar a un estudio extranjero a la firma?

“Depende de las áreas de práctica y de los clientes de cada firma. Por ello, hay que vigilar la cartera de clientes, sectores, procedencia, donde está la matriz, entre otros.
Si el mercado al cual nos dirigimos cambia y no te adaptas, te quedas fuera. Va a depender de tu estrategia de clientes y servicios y de los cambios que existan en el macro entorno.
Por ejemplo, si asesoramos clientes del sector pesquero y el 30% está en manos de firmas extranjeras y la toma de decisiones se traslada a Nueva York, necesitamos tener una asociación con alguna firma allá para llegar al cliente”.

— Cuando aterriza un despacho internacional, los voceros suelen ser súper delicados con la terminología: fusión, compra, integración operativa, alianza… ¿cuáles son los modelos usuales en que esta nueva estructura se concreta?

“Lo primero que hay que tener claro es que los estudios también son clientes de las firmas. Unos estudios contratan a otros. Por ello, los acuerdos y su comunicación se hacen con delicadeza ya que, al cerrar un acuerdo de colaboración con una firma extranjera o local, puedes cerrar o entornar la puerta a las referencias que llegan de otros estudios. Además, las modalidades son muy variadas e incluso cuando utilizan la misma terminología, la realidad es que los acuerdos pueden ser muy distintos.

— ¿De qué depende la figura a elegir? ¿conocen casos en que la gradualidad no haya seguido adelante y la “fusión” no siga adelante

“Depende, principalmente, de dos elementos: las experiencias previas, positivas o negativas de las firmas involucradas, y de la estrategia de las mismas. Según nuestros datos, más del 30% de las “fusiones” que ocurren entre firmas de abogados no se consolidan. Están juntos 2 o 3 años y se dan cuenta de que sí pueden seguir colaborando, pero no a través de una fusión o integración. ¿Las razones? Son muchas: económicas, culturales, operativas, incluso emocionales y vitales. No podemos olvidar que hablamos de servicios profesionales, donde los socios son propietarios, gestores y trabajadores muchas veces”.

 
Marisa Méndez (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.) es abogada y coach española y junto a Carolina Sumar(Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.), periodista e ingeniero comercial chilena, se especializan en consultorías internacionales de gestión de firmas de abogados.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

En la última semana destacaron los aportes a fondos mutuos de renta fija y variable tanto chilena como de América Latina.

Los inversionistas locales cambiaron sus estrategias de inversión y rompieron con algunas tendencias que arrastraban hace semanas. Así, y pese a que Deuda Corto Plazo Internacional volvió a ser la de mayor crecimiento entre los fondos mutuos, los inversionistas apostaron por las oportunidades en renta fija y renta variable de mercados en América Latina.

Las sorpresas esta semana estuvieron en los aportes que recibieron las categorías Accionario América Latina y Accionario Brasil, que habían visto desinversiones las semanas anteriores. También destacaron las grandes sumas de dinero que recibieron los fondos de acciones chilenas, en las categorías Calificado Accionario y Accionario Chile, además de la renta fija nacional.


En la última semana, la industria totalizó una desinversión neta de $124.508 millones. Si se descuenta el efecto de los volátiles fondos de mercado monetario, el monto total suma $69.164 millones. Con todo, los fondos de mayor inversión neta en el último tiempo siguen siendo los balanceados, de renta variable de EE.UU. y renta fija local de largo plazo.

La categoría que más aumentó sus activos bajo administración esta semana –por lejos– volvió a ser Deuda Corto Plazo Internacional, con un crecimiento de 8,04% en el patrimonio administrado y una inversión neta de $8.042 millones. Argentina volvió a ser el protagonista: solo el fondo “Ahorro Argentina” de LarrainVial recibió aportes por $7.521 millones netos.


En segundo lugar se ubicó Calificado Accionario, cuyos fondos tuvieron una inversión neta de $11.429 millones y dieron cuenta de un crecimiento de 3,56% en el total de los activos bajo administración. En esta categoría también hubo un claro favorito: “Chile Acción” de BTG Pactual, que vio llegar $11.110 millones netos. La categoría cumplió dos meses recibiendo más aportes que rescates.


En tercer lugar quedó Deuda Mercado Monetario Nacional, que aumentó su patrimonio en 1,52% durante la última semana tras aportes netos por $161.314 millones. Pese a que 24 de los 47 fondos de la categoría tuvieron más inversiones que desinversiones, “Money Market” y “Monetario” de Santander hicieron la diferencia, con aportes por $114 millones cada uno.


Un poco más abajo se ubicaron los fondos que invierten en renta variable de la región. Accionario América Latina aumentó su dinero administrado en 1,19% y sumó $2.345 millones netos, después de dos semanas seguidas de desinversiones. LarrainVial y sus fondos “LarrainVial” y “Latinoamericano” recibieron las grandes inversiones de la semana, con casi $1.600 millones netos cada uno.

Pese a la movida semana que tuvo la bolsa paulista con el paro de camioneros que paralizó al país, algunos inversionistas locales decidieron arriesgarse y apostar por la renta variable brasileña. 

Sumando y restando, los fondos de Accionario Brasil tuvieron inversiones netas por $124 millones y aumentaron su patrimonio administrado en 0,57%. A pesar de la desinversión de $114 millones de “Acciones Brasil” de BICE, “Acciones Brasil” de Santander, “BTG Brasil” de BTG Pactual, “Inversión Brasil” de Banchile y “Brasil Activo” de Itaú tuvieron aportes netos.

En la otra cara de la moneda, Deuda Mercado Monetario Internacional y Calificado Deuda fueron los fondos que más disminuyeron su patrimonio administrado.

Los fondos de money market internacional cumplieron seis semanas consecutivas de desinversiones, con rescates por $105.970 millones netos y una baja de -6,30% en el dinero administrado.

Calificado Deuda, en tanto, tuvo una disminución de -1,36% en el patrimoniotras desinversiones netas por $3.340 millones. “Local Emerging Debt” de Security tuvo rescates por $6.297 millones netos, mientras que en “Negocios Dólar Latam IG” de Santander esta suma llegó a $1.885 millones netos.


En cuanto a las gestoras que más aumentaron su patrimonio administrado, Fintual volvió a ser la AGF que más creció, con un aumento de 3,97% y una inversión neta de $34 millones. Así, esta pequeña AGF que solo ofrece fondos balanceados alcanzó un patrimonio de $895 millones y 314 partícipes.

En segundo lugar quedó Santander Asset Management, con un alza de 3,89% y aportes netos por $188.547 millones, monto que está fuertemente influido por las inversiones en mercados monetarios. Descontando estos fondos, la inversión neta total alcanza $7.722 millones.

Cerrando el podio se ubicó Scotia Chile, con un crecimiento de 3,57% y una inversión neta que totalizó $29.956 millones, aunque también gracias al efecto de los fondos de money market: sin estos fondos, la AGF suma una desinversión neta de $1.450 millones.

En el otro lado de la balanza, BBVA, Security y BancoEstado fueron las gestora que más disminuyeron su dinero administrado, aunque en las tres pesó el efecto de los mercados monetarios.

En BBVA, el patrimonio retrocedió en -2,85% tras una desinversión neta de $27.290 millones. Sin los fondos de money market, la gestora totalizó una inversión neta de $1.404 millones.

Algo parecido pasa en Security y BancoEstado: las administradoras tuvieron desinversiones netas por $37.918 y $31.107 millones netos, respectivamente. Si se descuentan los fondos de mercado monetario, en Security la desinversión neta disminuye a $2.494 millones, mientras que en BancoEstado la desinversión pasa a ser una inversión de $2.331 millones netos.  

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/