En un mundo donde el manejo de data e información es cada vez más indispensable, sobre todo para proteger los intereses y optimizar los negocios de una empresa, se abre un nuevo puesto en la mesa directiva de cualquier organización: el Chief Data Officer.

 

chief data officer

 

Álvaro Vergara

Han pasado 11 años desde que se desató la crisis Subprime: el mal manejo y total descuido en la gestión de datos fueron causas fundamentales en esta depresión. Desde entonces, la capacidad de análisis y buen manejo de la información se ha hecho indispensable en cualquier organización.

Las extensas bases de datos que manejan hoy en día las organizaciones resultan tener un alto valor para el mercado, ya que son una fuente estratégica de ideas e información y, por lo tanto, generan interés para quienes realizan ataques cibernéticos o filtraciones.

Es precisamente por ello que para las empresas surge la necesidad de resguardar su información y, al mismo tiempo, generar estrategias que les permitan manejar esta información de manera más eficiente para aprovechar su valor.

Chief Data Officer

En este escenario, son cada vez más las empresas que han optado por nombrar a una persona que se encargue del resguardo y el manejo de los datos, pero que además sea capaz de generar estrategias para agilizar el acceso y la ejecución de los procesos que involucren data: este nuevo cargo es el de Chief Data Officer (CDO).

El CDO es un cargo nuevo, pero fundamental en cualquier organización. El poder que han adquirido las empresas al manejar extensas bases de datos, tanto internas (información sobre la empresa y sus trabajadores), como externas (información sobre proveedores y clientes), ha traído consigo algunos problemas, pero también puertas que se abren.

Para solucionar los problemas y aprovechar las oportunidades que surgen a raíz del valioso capital que constituye la data, se hace indispensable la presencia de una persona que sea capaz de generar un orden, una estrategia y una comunicación efectiva entre los distintos niveles que componen la organización.

Information Privacy Manager o Chief Information Officer

Para Matías Aránguiz, abogado de la Universidad Católica de Chile e investigador del Centro de Fintech de Shanghai Jiao Tong University, en China, existen dos grandes corrientes entre los CDOs. “El CDO puede desarrollar un rol más enfocado en la protección y privacidad de la data, o más enfocado en el manejo estratégico de la información para mejorar los procesos de negocios, y eso va a depender netamente de los objetivos que tenga la organización donde trabaja”, comenta.

Sin embargo, como explica Aránguiz, estas dos corrientes no son excluyentes. “Esto no es blanco o negro. Que el CDO se preocupe por la privacidad de la data no quiere decir que tendrá que dejar de lado la optimización de los procesos internos de la empresa. Puede hacer ambas tareas, pero eso se irá definiendo según los intereses de la organización”, asegura.

El rol del CDO es de tal importancia, que toda organización debiera hacerle un espacio en la mesa directiva para participar y aportar activamente en las decisiones de la empresa. Si lo comparamos con el Chief Information Officer (CIO), la función del CDO está más enfocada en prevenir riesgos, cumplir las normativas, gestionar políticas y funciones de negocio.

Si bien, las funciones del CDO están más o menos claras, para Aránguiz aún una total claridad sobre el mandato de que ostenta este nuevo cargo. “Como es un trabajo nuevo aún no está totalmente delimitado cuál es el rol de este cargo”, dice.

Esto sucede también porque las regulaciones no están a la par en todos los países. “A nivel internacional esto ya está funcionando hace un buen tiempo, pero va dependiendo de la regulación que haya en cada país”, señala el abogado. Y agrega que “en general esta nueva área va a tener mucha influencia, pero en Chile no se sabe todavía”.

Certificación

“No puede llegar alguien que no sabe nada y ser CDO”, comenta Aránguiz. “Tiene que ser una persona con experiencia en compliance, en relaciones con el gobierno, en entender la regulación”, agrega.

Debido al reciente desarrollo de este nuevo campo laboral es que se hace necesario capacitar a quienes van a ocupar este puesto. Para eso, una serie de instituciones hoy en día se dedican a certificar profesionales para que sean capaces de realizar estas labores.

Es el caso de Oscar Molina, abogado de la firma Albagli Zaliasnik, y uno de los primeros profesionales en Chile en obtener una certificación en esta área. La International Association of Privacy Professionals, organización sin fines de lucro dedicada a temas de privacidad, le otorgó la certificación oficial de Information Privacy Manager (CIPM) que “respalda el manejo de programas de datos personales y las habilidades necesarias para establecer, mantener y manejar sistemas de privacidad a lo largo de todo su ciclo operacional”, según señala en su sitio.

En un mundo donde el manejo de data e información es cada vez más indispensable, sobre todo para proteger los intereses y optimizar los negocios de una empresa, será imposible no contar con un asiento en la mesa directiva para un Chief Data Officer.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y el titular de la Segpres, Gonzalo Blumel, ingresaron este jueves el proyecto de ley de Modernización Tributaria.

El texto, de casi 300 páginas, enfatiza que el “objetivo del Gobierno es darle una mirada de futuro al sistema tributario para un Chile que busca el desarrollo integral, sustentable e inclusivo, con reglas claras y certeras”, dijeron las autoridades.

Conforme un comunicado enviado por el Ejecutivo, el nuevo esquema impositivo en régimen hacia 2023, tendrá un costo de integración total de US$ 833 millones anuales. A esta cifra, se suman como costo las normas de tributación internacional, que implica una merma de US$ 7 millones, y los beneficios pro inversión, que ascienden a US$ 204 millones.

Economía digital

Esta merma en términos fiscales, se verá compensada, mediante las siguientes medidas, dijo el Gobierno:

• Boleta electrónica obligatoria, que en régimen recaudará US$ 1.181 millones por reducción de evasión.

• Nuevo impuesto a la economía digital y mayor fiscalización del comercio transfronterizo, que aportará en régimen US$ 251 millones.

• Modificación del Impuesto Verde, que allegará recursos por US$ 40 millones.

La suma de estas tres últimas medidas asciende a US$ 1.472 millones al año, según el informe financiero del proyecto.

Por lo tanto, el proyecto de Modernización Tributaria permitirá al Fisco recaudar en términos netos US$ 428 millones adicionales, en moneda de 2023, equivalente al 0,1% del PIB, una vez que el nuevo sistema esté en régimen.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

 

La European Legal Technology Association realizó un encuentro donde, entre otras cosas, se planteó que la frontera digital plantea la necesidad de que el abogado se vea a sí mismo como “constructor” y salga de la zona reactiva desde la que se sitúa normalmente. Aprender matemáticas y estadística sería un primer paso para ello.

 

C.C.M.

Amanda Guglieri, editora del medio español DerechoPráctico, escribió una nota basada en el webinar “Which technical skills do lawyers need to acquire?”, realizado por la European Legal Technology Association, donde la periodista iniciaba con la pregunta: ¿Tiene el abogado que aprender a escribir código?.

El foro online contó con la moderación de María Jesús González-Espejo y las exposiciones de Sara Bieger, Dan Lear y Dirk Hartung, quienes partieron preguntándose si un abogado necesita aprender JAVA, Python, HTML o Blockchain o debían concentrar sus esfuerzos en contratar la tecnología necesaria.

Para Sara Bieger, Socia Directora en AltoPartners Executive Search-España, las relaciones entre clientes y abogados cambiaron y se espera la incorporación de tecnología a estas relaciones. Habla de las “3 P’s” para estructurar una estrategia de transformación digital: Platform –uso de plataformas como almacenamiento de datos e información al cliente–, Process –procesos que mejore relación abogado-cliente, y People –enfrentar la resistencia de personas dentro de la misma organización-; las que deben estar alineadas en una visión del marketing de mente matemática y usarlas con empatía, además sumando profesionales de otras disciplinas para los temas técnicos.

Dan Lear, abogado #legaltech, cree que la frontera digital plantea la necesidad de que el abogado se vea a sí mismo como “constructor” y salga de la zona reactiva desde la que se sitúa normalmente. No ve necesario que el abogado sepa escribir código, pero sí que cambie de actitud;  y si quiere aprender a usarlos debe recurrir a los recursos web, seguramente Python sea el más indicado para empezar o aprender markdown, qandanswers markup, o gihub.

En la misma línea Dirk Hartung, Executive Director Legal Technology, opina que aprender a escribir código puede ser una buena manera de conocer el back office de la tecnología e internet, pero que ahí radica el real valor. Para Hartung, lo fundamental es aprender estadísticas o matemáticas, las que ayudarían al abogado a distinguir lo que es factible o lo que es cierto.

María Jesús González-Espejo, Socia Directora de Emprendelaw, cree que los abogados necesitan adquirir nuevas habilidades para hacer frente a los retos derivados de la tecnología, la globalización y la dataficación; conocer las habilidades hard y soft; entender algunos lenguajes informáticos, la gestión del cambio, la gestión de equipos, el liderazgo en proyectos y la comunicación adaptada al registro de los tecnólogos, son habilidades necesarias para el jurista si quiere tener éxito en esta era, donde lo digital cobra cada día más relevancia.

Finaliza sumando un enlace de un post de Jorge Morell, con un resumen de recursos específicos para abogados que quieran programar.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), elevó a un 3,9% su proyección de crecimiento para Chile en 2018. El organismo multilateral aumentó en 6 décimas la cifra de estimación entregada en abril.

En su último estudio económico, la Cepal recortó su pronóstico de crecimiento de América Latina para este año, de 2,2 a 1,5%. Esto, en un contexto internacional marcado por la incertidumbre de los conflictos comerciales entre Estados Unidos y China y la volatilidad financiera, según explicó Alicia Bárcena desde México, secretaria ejecutiva de la Cepal.

La Cepal proyectó que América del Sur crecerá un 1,2%, y entre los países de la región, Paraguay liderará la expansión con aumentos del PIB de 4,4%, seguido de Bolivia con un 4,3% y, finalmente, Chile junto con Honduras, con un 3,9%.

Alejandro Uzúa, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, destacó la nueva cifra para Chile, la que ilustraría cierta confianza del empresariado y la ciudadanía con la puesta en marcha de nuevas reformas.

Cristian Cerna, economista de Alta Dirección Capital, indicó que la proyección del organismo se relaciona con el Imacec de junio, que anotó un alza de 4,9%. En esa línea, destacó la reactivación del sector minero, el inmobiliario y la construcción.

El informe de la Cepal establece, además, que la recaudación tributaria de América Latina, incluido Chile, se mantendrá estable en 2018, llegando al 17,8% del Producto Interno Bruto.

El estudio, si bien indica evidentes signos de desaceleración en los países de América Latina y el Caribe, asegura que el promedio general de crecimiento tiene una tendencia positiva.

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

El Banco Central y la CMF realizaron ejercicios de tensión en la banca e intermediarios de valores.

 

 

Una completa revisión de los efectos de un recrudecimiento de la guera comercial entre EEUU y China realizó el Consejo de Estabilidad Financiera en su sesión del pasado 26 de julio.

Según el acta de la cita, el Banco Central realizó ejercicios de tensión para banca, aplicando un escenario externo de tensiones comerciales a nivel global, el que implica caídas del producto interno bruto de EEUU, aumentos en los premios por plazo y volatilidad en el tipo de cambio.

“El análisis encuentra que si bien, aumentos en las tensiones comerciales tendrían efectos importantes sobre la rentabilidad y0 solvencia de la industria bancaria, el índice de adecuación de capital se mantendría por sobre los mínimos regulatorios para la mayoría de las entidades”, dice el acta del CEF.

Adicionalmente, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) evaluó el impacto de la guerra comercial sobre Fondos Mutuos, Intermediarios de Valores y

Emisores de Valores. “Los resultados no impactan la estabilidad del sistema financiero”, se señala.

En la misma sesión, la Superintendencia de Bancos (SBIF) expuso sobre el incidente operacional ocurrido el 25 de julio, en el cual, un grupo autodenominado “The Shadow Brokers” publicó información de aproximadamente 14.000 tarjetas de crédito.

Según el acta, el consejo descartó que este incidente haya significado amenazas a la estabilidad financiera o la continuidad del sistema de pagos, pero “declaró como una de sus prioridades mejorar los estándares de ciberseguridad en el mercado financiero y la capacidad de respuesta de las autoridades ante estos incidentes”.

En ese contexto, los miembros del CEF firmaron un Memorándum de Entendimiento en el marco del Grupo de Trabajo de Continuidad Operacional.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/