Esto significa un incremento de 2 puntos porcentuales entre junio de 2017 y junio de 2018, según un informe que publicó la SBIF.

 

Un aumento en la deuda, la carga financiera y el apalancamiento. Eso fue lo que mostró el informe que presentó ayer el superintendente de Bancos, Mario Farren, donde detalló que la carga financiera (el porcentaje de ingreso mensual de los deudores bancarios destinado al pago de obligaciones financieras) de los clientes bancarios a junio de 2018 alcanzó a 25,7%, presentando un alza en doce meses de 2 puntos porcentuales.

Con todo, la mediana de la deuda registró un incremento de 9% real anual entre junio de 2015 y junio de 2018 hasta $3.160.175, mientras que el apalancamiento ha subido 1,3 veces su ingreso mensual en igual período, hasta las 5,7 veces.

Cuando se trata de los hogares, Chile tiene un nivel de carga financiera bajo el promedio de países de la OCDE, ocupando el octavo lugar entre el resto de las economías.

El tramo etario que tiene el mayor porcentaje de la deuda, son justamente aquellos que tienen entre 35 y 40 años, concentrando el 18,5%. Esto se explicaría, según detalló el superintendente, por la cantidad de créditos hipotecarios.

Este mismo rango de edades es el que concentran el mayor número de deudores bancarios, sumando el 12,4% del total, pero en este ítem están empatados con los mayores de 65 años, que presentan el mismo porcentaje de número de deudas, aunque éstos tienen una menor cantidad de deuda, acumulando sólo el 4,5% del total.

Deudores vulnerables

El informe de la deudores considera que los deudores que tienen una alta carga financiera son aquellos que superan el 50% de su ingreso mensual. A junio de 2018, 22,6% de los deudores exhibía una carga financiera superior a 50%.

Por su parte, 32,06% de los deudores presentaban una carga financiera mayor al 40% del ingreso, cifra similar al año anterior. El segmento con mayor carga financiera es el de los deudores que tienen entre 35 y 40 años, con un nivel de 30,5%.

Al respecto, Farren señaló que si bien no es preocupante para la estabilidad del sistema financiero, “lo primero que tenemos que hacer acá es un llamado a la prudencia (…) en general lo que se aconseja es que las personas no debieran destinar más de un 25% o 30% de su ingreso mensual líquido al pago de deudas, por lo tanto, los grupos que están con deudas que representan más de ese porcentaje, en concreto más de un 50%, es un indicador que las personas debieran tomar con atención y ver cómo reducir ese endeudamiento”, dijo.

Por otro lado, a junio de 2018 existían 866.160 deudores bancarios con deuda impaga de uno o más días, donde el 10,3% presenta mora mayor a 90 días. La deuda mediana impaga de los deudores morosos es de $124.618, lo que corresponde a un 3,94% de la deuda mediana total, esto significa una leve baja respecto al 3,99% del año anterior.

En ese sentido, el índice de morosidad disminuye a medida que aumenta el ingreso, por lo que quienes tienen la mayor deuda impaga son las personas que ganan menos de $250.000, representando el 8,16%.

Por tramos etarios, los deudores de menos de 30 años y más de 65 años presentan los mayores niveles de deuda impaga sobre la deuda total, a pesar de tener menor nivel de apalancamiento. Los menores a 30 años tienen un ratio del 6,33%, seguido por el tramo de los mayores a 65 años, con un 4,37%. La mediana es de 3,94% y el mínimo se sitúa en los deudores entre 35 y 40 años, con 2,93%.

SBIF responde al Nobel de Economía

Luego de que el Premio Nobel de Economía 2003, Robert Engle, dijera que la banca local es muy conservadora, el superintendente de Bancos, Mario Farren, respondió ayer: “La verdad es que me habría preocupado muchísimo si es que el Nobel hubiera dicho que la banca chilena no es conservadora”.

En ese sentido, agregó que “es muy difícil acertarle al punto medio exacto de si ser muy conservador o poco conservador y, por lo tanto, en esto creo que es mejor que erremos por el lado del exceso”.

De todas formas, el superintendente de Bancos reconoció el trabajo de Engle, y dijo que podría usar su estudio para converger a los nuevos estándares de Basilea III.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

 

La sesión estuvo marcada por una recuperación parcial de la minera SQM y el avance en las acciones de Cencosud.



SANTIAGO.- La Bolsa de Santiago avanzó este viernes, impulsada por una recuperación parcial de las acciones de la productora de litio SQM y un avance de los títulos de la cadena minorista Cencosud, aunque de todas formas cerró la semana con pérdidas.

El índice referencial IPSA, que agrupa a los 30 principales títulos de la plaza bursátil, ganó 0,47%, a 5.077,33 puntos, después de haber caído en la sesión anterior a su menor nivel en 10 días, luego de la caída en las acciones de la minera no metálica.

De esta forma, en la semana, la bolsa capitalina sufrió un retroceso de 1,9%.

Entre las alzas destacadas de la sesión estuvieron los papeles de la minorista Cencosud, que avanzaron 3,1%, a $1.221,20.

En tanto, las acciones serie B de SQM ganaron un 1,28%, a $27.496, luego de haberse derrumbado en la víspera a mínimos desde mediados de 2017.

Por otro lado, los títulos de Latam Airlines cedieron 0,48%, a $6.856,30, figuraron entre las mayores presiones bajistas del mercado.

El volumen de operaciones negociado por la Bolsa de Santiago alcanzó el equivalente a US$267 millones, por encima del promedio de los últimos días.

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

Conversamos con Gonzalo Smith, Gerente Corporativo de Asuntos Legales y Gobernanza en Falabella, sobre cómo ha cambiado la relación entre Gerencias Legales y estudios jurídicos, como ve la evolución de las firmas y lo que espera de ellos como proveedores. 

https://youtu.be/8P0MB8IqI2c

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

Entre enero y octubre de este año ingresaron al país US$7.834 millones en inversión extranjera directa (IED), según cifras del Banco Central. El monto fue impulsado por las utilidades reinvertidas que registraron un crecimiento de 18% anual.

Dicho ingreso significó un alza de 25% respecto al mismo período de 2017.

 

El ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, indicó que es una buena señal. “Una mayor inversión es sinónimo de más empleos y más oportunidades para todos los chilenos”, dijo.

El monto total se desglosa en participaciones en el capital por US$3.991 millones, cifra que está dentro de los niveles más altos de los últimos 15 años y un importante aumento en las utilidades reinvertidas, las que muestran un alza de un 18% en comparación al mismo período de 2017, alcanzando los US$7.337 millones.

Este último es el monto más alto en el período comprendido entre 2014 y 2018.

El director de InvestChile, Cristián Rodríguez, explicó que, pese al aumento en los componentes mencionados, el monto total del flujo de IED se ve disminuido por la cifra negativa del flujo de los préstamos relacionados, que alcanza los US$ 3.494 millones al mes de octubre y se explica por el pago de créditos hacia el extranjero, registrado en junio.

“Si bien es cierto que este despegue se ve moderado por el pago de créditos, que es algo coyuntural, la fotografía general nos muestra que la capacidad de atraer inversiones se recuperó de la caída que vimos el año pasado”, sostuvo Rodríguez.

Asimismo, destacó que el flujo de IED “es una señal potente de confianza” de aquellas empresas extranjeras que mantienen estables sus ganancias en Chile y además podrían estar desarrollando nuevos negocios, a juicio del director de InvestChile.

 

FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/

 

“Mantener debidamente informado al requirente de los avances de la causa; demostrando estar al tanto de su evolución y ser veraz sobre los avances logrados, incluyendo aspectos relacionados con las dificultades que se enfrentan…”

 

Gustavo Rodríguez

En la primera parte de esta serie de columnas analizamos la ética como parte de la reputación del abogado. Ahora abordaremos calidad y visibilidad.

El primero de los elementos está constituido por dos componentes. Uno de ellos es la calidad de la solución aportada al requirente y el otro es la calidad del servicio y atención al cliente, un aspecto que se define por la forma de relacionarse con él y la generación de espacios de comunicación ágil y fluida.

El otro componente es la calidad de la solución aportada; que sea acorde a las necesidades del requirente, evitando ofrecer servicios sobredimensionados y el preciosismo jurídico injustificado.

Además de útil y apegada a la ley, la solución debe ser ad hoc.

No es menos importante el rigor en la elaboración de la solución: acuciosidad y precisión son los conceptos que deben estar grabados en la mente de todo abogado, lo que implica no dejar cabos sueltos ni vacíos que no hayan sido previstos en su riesgo, de los cuales el cliente debe estar siempre consciente.

Aquí van, desarrolladas esquemáticamente, algunas recomendaciones:

— Calidad del servicio prestado:
– demostrar dedicación al problema del requirente; generando fácil acceso para contactarse
– mantener debidamente informado al requirente de los avances del encargo
– ser veraz sobre los avances logrados
– mostrar estar al tanto de su evolución
– comunicar aspectos relacionados con las dificultades que se enfrentan
– ser oportuno en la elaboración de la solución
– lograr en los procesos agilidad y rapidez de respuesta

En resumen, demostrar eficiencia y eficacia en el desarrollo del trabajo.

— Visibilidad: puede definirse como la necesidad de ser reconocido por quienes podrían requerir de los servicios que prestamos, cuidando mostrar la realidad de lo que somos.
Es necesario considerar que lo más importante es dar a conocer: i) Áreas de especialidad que se dominan y ii) La identidad del Estudio, definido como la Cultura Organizacional interna: Comportamientos y formas de actuar los integrantes del estudio. La Cultura Organizacional interna se define según la estructura valórica de quienes forman parte del estudio.

Es habitual que cuando alguien pregunta sobre un profesional o un estudio la respuesta consta de descripciones relacionadas con áreas profesionales de especialidad que domina y descripción, también, de su forma de ser y actuar como profesional y comercialmente.

Pero no basta. Es necesario mostrar, usando medios razonables, las características principales y propuesta de valor de cada firma:
– hacer visible, con veracidad y apego a la realidad, las especialidades efectivamente dominadas, a un nivel demostrable, según las credenciales que se posean
– mostrar los profesionales que practican la especialidad, resaltando sus virtudes y capacidad profesional
– utilizar los medios de marketing permitidos por la ética profesional, buscando llegar al mercado (nicho o segmento) que se ha definido como objetivo
– resaltar la experiencia acumulada de manera simple, evitando exponer a los clientes
– tomar contacto con redes que faciliten acercarse a los mercados escogidos
– usar planes de medios o medios de marketing para lograr visibilidad

— Cultura organizacional interna: podría entenderse como “la manera en que hacemos las cosas” profesionalmente, mirando la organización como una unidad y no como una suma de personalidades individuales.
– descripción de la forma de ofrecer el servicio considerando la “personalidad” o características resaltables de los integrantes del Estudio
– establecer la estructura valórica que mueve al estudio desde la perspectiva ética y desde el punto de vista funcional; en
– comercial y de relacionamiento entre las personas y con los clientes
– describir con precisión el estilo de trabajo que el estudio quiere imprimir, resaltando los reales atributos que se posee

Todo lo expresado requiere de veracidad y consistencia respecto de la realidad del estudio jurídico. También urge entender lo imprescindible que resulta en es escenario actual la difusión apropiada de los logros de la firma, de modo tal que se genere una diferenciación efectiva que se traduzca en el mediano plazo en una oferta de servicios singular y propia.

Cada estudio puede elaborar una propuesta de valor que incluya, entre otros, los componentes mencionados en este artículo.

 
Gustavo Rodríguez Lazcano es ingeniero civil industrial, socio de GR Soluciones, y se dedica hace dos décadas a prestar asesorías en gestión para firmas de abogados, en temas como modelo de negocios, modelos societarios, procesos internos y capital humano.

 


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/