"...preocupante es sostener que la política de libre competencia no está equipada hoy para hacer frente a esa realidad, y peor aún, que se sugiera como única alternativa eficiente la desintegración de tales gigantes o la regulación de sus precios".

Por María José Henríquez

Hace un tiempo se vienen escuchando voces sobre la incapacidad de las políticas de libre competencia para hacerse cargo de los problemas que conlleva el poder y tamaño de ciertos actores de mercado, en general plataformas digitales. Esta aprehensión, de acuerdo a mi parecer, no tiene sustento real, pues la regulación de la libre competencia está suficientemente capacitada para hacer frente a tal realidad.

El paper de Lina M. Khan, The Amazon Paradox, plantea que la regulación actual de libre competencia – centrada en el “bienestar del consumidor”, definido como los efectos en precio a corto plazo – no está equipada para capturar la arquitectura del poder de mercado en la economía moderna, en que plataformas digitales como Amazon son capaces de ofrecer servicios financieros, retail, editoriales, etc. y que motivadas por su necesidad de crecer, tienen incentivos para llevar adelante estrategias predatorias y usar la información de la que disponen para socavar a sus competidores.

María José Henríquez

Ya en una columna anterior publicada en EstadoDiario explicaba cómo ciertas plataformas digitales generan efectos o externalidades de red. Las externalidades de red se producen de momento que aumenta el valor de la plataforma digital a medida que se incrementa el número de usuarios.En definitiva, el tamaño y extensión a mercados diversos de las plataformas digitales, como Google o Amazon no debiera de extrañar, es parte de su naturaleza. Lo que sí es preocupante es sostener que la política de libre competencia no está equipada hoy para hacer frente a esa realidad, y peor aún, que se sugiera como única alternativa eficiente la desintegración de tales gigantes o la regulación de sus precios. En su libro, Positive Populism, Steve Hilton plantea justamente esto último.

Desde mi punto de vista, lo anterior prende porque suena bien, es popular, y la solución, a mi modo de ver, es populista. Tampoco tiene nada de novedosa la preocupación por el poder de mercado. Ya los autores de la Sherman Act de 1890, la ley de competencia más antigua que existe en el mundo, estaban preocupado por el poder de los trust, y los intérpretes de dicha legislación, por tener mercados desconcentrados en que se promoviera el emprendimiento individual. Desde este punto de vista, la ola contra los “big tech” no tiene nada de hipster, estando incluso pasada de moda.

El 7 de noviembre pasado la Fiscalía Nacional Económica celebró una nueva versión del Día de la Competencia. Ante la inminente designación de un nuevo Fiscal, Mario Ybar, Fiscal Subrogante, recordó que nuestra institucionalidad se encuentra saludable, y el invitado internacional Prof. Wish se refirió a la buena imagen que tiene Chile en el circuito internacional de libre competencia. En ese contexto, el principal peligro es entonces este mal entendido populismo. Sería fácil volcar las miradas sobre el tamaño de ciertos actores, recordar los efectos perniciosos de su poder, poner del lado de los débiles a los emprendedores y en definitiva, sostener que el fin de la libre competencia es desintegrar a los grandes, dividirlos, regularlos.

A mi parecer, ese remedio sería sin duda, peor que la misma enfermedad. Años de evolución y observación nos deben de enseñar que no son las estructuras las perniciosas, sino que las conductas. Que lo que pretendemos proteger no son los competidores, incluyendo a pequeños emprendedores tal vez menos eficientes. Por el contrario, la finalidad de la protección es y debe ser el proceso competitivo como tal. En ese contexto, conceptos como barreras artificiales a la entrada, abuso de poder dominante, discriminación, negativa de venta, ya son archi-conocidos para la lógica del antitrust. No perdamos de vista lo anterior, pues en la época de las redes sociales y la digitalización será cada vez más complejo mantener la cabeza fría para tomar decisiones técnicas, poco populares y meditadas, tomando el tiempo que sea necesario para que la intervención estatal no afecte las bases de lo que el sistema debe proteger: una competencia libre.

 

 


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

La canciller alemana señaló que "juntos podemos resolver mejor los problemas económicos mundiales".



BERLÍN.- La canciller alemana, Angela Merkel, destacó el valor de la cooperación internacional para hacer frente a desafíos a nivel mundial, con motivo de la cumbre del G20, que se celebrará en Buenos Aires del 30 de noviembre al 1 de diciembre. 

Desde la crisis financiera de 2008, este formato ha demostrado "que juntos podemos resolver mejor los problemas económicos mundiales y promover el desarrollo en todas partes", dijo en su tradicional videomensaje semanal publicado hoy.

"Alemania se ha beneficiado del hecho de que el mundo ha actuado conjuntamente", señaló Merkel, que participará en la cumbre del G20, formado por los principales países industrializados y emergentes.

La mandataria alemana se refirió a cuestiones centrales como el libre comercio, la lucha contra las epidemias y las oportunidades económicas para las mujeres. 

En cuanto a la protección del clima, lamentablemente "sólo se ha logrado una declaración de 19+1", dijo teniendo en cuenta la oposición de Estados Unidos. Asimismo, destacó que Argentina sigue avanzando en el tema de la digitalización, que también fue importante para Alemania durante su presidencia del G20 en 2017.

Cabe recordar que el Presidente argentino Mauricio Macri invitó a Sebastián Piñera a participar de tan importante cita.


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

Tecnología, Inteligencia Artificial y retención del talento fueron algunos de los temas que se conversaron en el LegalTech Summit 2018, encuentro organizado por Lemontech.

Una gran convocatoria de abogados, gerentes y socios de la industria legal tuvo el Legaltech Summit 2018, organizado por Lemontech. Se trata del primer encuentro que se realiza en latinoamérica para conversar y debatir sobre cómo la tecnología y la Inteligencia Artificial (IA) están transformando la industria legal.

Un importante desafío durante los próximos años tiene la industria legal, no sólo en Chile sino que a nivel regional. De hecho, se espera que para el 2020, el 60% de los estudios y gerencias legales en latinoamérica incorporen algún tipo de robótica. Lo anterior, genera la importante necesidad de innovar en las actividades propias del área legal e integrar la Inteligencia Artificial como motor de desarrollo.

El evento comenzó con la exposición de Rafael Mery, académico, investigador y consultor de firmas /gerencias legales, quien contextualizó la conversación hablando de tendencias en la Industria Legal,  identificando la evolución de los estudios jurídicos y sus modelos de negocios en Chile y Latinoamérica, además de indicadores de cantidad de abogados y tamaño de las firmas en la región, para luego dar algunas características de cómo son los abogados, escépticos y con un ego importante. Concluyó Mery su participación dando algunos consejos de lo que deben hacer los estudios para ser competitivos.

“Un estudio o una gerencia legal debería invertir por abogado cerca de 4 mil dólares al año, en la tecnología que ocupan, en su desarrollo y capacitaciones, entre otros. La industria exige ser más competitivos y más eficientes, tanto con el tiempo que se destina a cada caso, como con los diferentes procesos y decisiones que hay que tomar. Las exigencias para los abogados son cada vez más altas y por lo tanto, es necesario estar actualizado”, dijo Ignacio Canals, el fundador de Lemontech, empresa con más de diez años en la industria del desarrollo e innovación de softwares en el área legal.

Actualmente, los estudios deben ofrecer un valor agregado. Así lo planteó el Director de Transformación Digital de la Universidad Adolfo Ibáñez, Jorge Villalón. “Los estudios de abogados deben innovar como lo han hecho otras industrias, por ejemplo, mejorando su productividad y abaratando costos. Esto se puede lograr mediante el uso de la Inteligencia Artificial. Finalmente, lo que se logra es democratizar, de cierta manera la justicia”, recalcó Villalón.

El Gerente Legal de S.A.C.I. Falabella, Gonzalo Smith, añadió que es primordial integrar de manera orgánica la tecnología, y con eso potenciar la tarea de los trabajadores de una manera complementaria.

Otro de los temas abordados en el encuentro fue el ingreso de los millennials al mercado laboral, lo que ha cambiado las formas de trabajar en las oficinas, elevando las exigencias y desafíos de los estudios de abogados. Este impacto ha sido primordial para atraer y retener nuevos talentos. Así lo mencionó el consultor de Adam Smith, Antonio Leal, quien alentó a las organizaciones a ser más diversas y  flexibles. “Lo importante es convertir a las firmas legales, en oficinas donde todos quieran trabajar”, añadió.

Con esto concuerda la Gerente Legal y de Asuntos Corporativos de Walmart, Carmen Román, principalmente en el tema de retención de capital humano.  “Hoy en día los millennials no trabajan por plata, trabajan por experiencia y en la medida que van adquiriendo compromiso con la empresa van logrando mejores resultados”, dijo.

De esta manera, el evento sentó las bases para la verdadera transformación de la profesión. Entendiendo que las firmas deben invertir, no solo en tecnología, sino que también en la administración y en la data.

 


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

 

En 2017, el 48% del total de financiamientos de startups en el mundo provenían de ese país, según un artículo publicado en el South China Morning Post

inteligencia artificial china

S. Martin

China planea convertirse en líder en inteligencia artificial a nivel mundial para el año 2030.

En un artículo escrito por Pablo Robles y publicado en el South China Morning Post, el autor expone que el año pasado, China publicó su “Next Generation Artificial Intelligence Development Plan”, en el cual describe lo que pretende hacer para transformarse en líder en la materia.

La industria de inteligencia artificial en China mueve alrededor de US$150 billones (anglosajones) y el primer paso sería alcanzar los avances en tecnología y aplicaciones desarrolladas en Estados Unidos para 2020.

Por el momento y según lo publicado, China domina los fondos de inversión en inteligencia artificial. En 2017, el 48% del total de financiamientos de startups en el mundo provenían de ese país. Si se compara con el 38% que se invierte por Estados Unidos y el 13% en el resto del planeta, la inteligencia artificial en China lleva la delantera por lejos. De hecho, en 2016, la cifra habría sido de sólo un 11,3%.

Ya a comienzos de la década del 2000, China comenzó a construir una red en la que el Gobierno anunció que incentivaría los desarrollos tecnológicos, lo que hoy se ha convertido en una de las más avanzadas del mundo, razón por la cual el autor del artículo cree que “existen buenas razones para creer que el país puede hacer realidad su visión de supremacía en inteligencia artificial”.

Inteligencia artificial china: un plan de 3 etapas

La estrategia para lograr ser los mejores en esta nueva tecnología consta de 3 pasos. El primero de ellos es que el país debe ser capaz de ir al mismo ritmo de quienes lideran en inteligencia artificial y su aplicación práctica para el año 2020.

La segunda etapa es haber logrado avances realmente significativos en 2025, lo que llevaría a la tercera parte del plan: que China sea el líder mundial en la materia, en 2030.

2020 
Enfocarse en inteligencia de big data, sistemas de inteligencia autónoma, cross-medium intelligence, swarm intelligence, hybrid enhanced intelligence y teorías fundacionales de IA.

2025
AI será aplicable a medicina, infraestructura de ciudades, industria productiva, agricultura, defensa nacional, evaluaciones de seguridad, leyes y regulaciones.

2030 
El foco principal estará puesto en políticas públicas sociales, defensa soberana y cadena de valor industrial.

Algunas definiciones

Machine learning: sistemas que requieren una mínima intervención humana para aprender, desde información dada, a hacer predicciones de cierta exactitud.

Deep learning: es un tipo de machine learning capaz de adaptarse a sí mismo al acceder a nueva información, entrenando a sus sistemas a aprender de ellos mismos y a reconocer patrones.

Human and robot workflow: una reciente investigación del MIT sostiene que grupos de humanos que trabajen junto con robots son más eficientes que equipos conformados sólo por seres humanos o únicamente por robots. Cuando trabajan en conjunto, los robots son capaces de reducir los tiempos de inactividad humanos en un porcentaje cercano al 85%.

 


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/ 

 

La empresa Elevate comercializa aplicaciones para optimizar la gestión de proyectos legales con módulos de smart contracts, otros para apoyar compliance, M&A, más flujos de procesos y analytics.

 

Álvaro Vergara

Durante el auge de las punto com de finales de la década de 1990, una gran cantidad de abogados en Estados Unidos se vio obligada a trabajar hasta tarde, noche tras noche, en proyectos de due dilligence engorrosos y basados ​​en papel. Ese fue el punto de partida para Elevate Enterprise, una empresa norteamericana dedicada a optimizar el trabajo de los abogados a través de la digitalización de cada uno de sus procesos.

“Imaginamos una mejor manera, así que, a pesar de que nos dijeron, ‘debes estar loco, nunca funcionará’, dejamos nuestras carreras corporativas, aumentamos el capital de riesgo de Silicon Valley y comenzamos una empresa para crear una experiencia en línea automatizada, liberando a los abogados para que se pudieran dedicar a un trabajo más satisfactorio y de mayor valor, que es la razón de por qué fueron a la escuela de Derecho”, comentó en su sitio web Liam Brown, fundador y presidente ejecutivo de Elevate.

Cael Project

Elevate ha desarrollado un nuevo programa, llamado Cael Project, que ofrece una gestión legal de proyectos simplificada. Mediante una serie de servicios que resulta interesante revisar, ofrecen herramientas que califican de “potentes pero fáciles de usar”, para que las firmas de abogados y los departamentos legales corporativos trabajen “de manera más inteligente”.

cael projectCael Project

Una de las virtudes de la aplicación, que está en la nube, es mejorar la colaboración y la comunicación entre los departamentos legales corporativos y los estudios de abogados. Cael Project —anteriormente Cael LPM— ofrece optimizar la gestión de proyectos legales para abogados, con un enfoque práctico y una interfaz fácil de usar que no sólo funciona en celulares (sólo iPhones), sino también en computadores de escritorio, laptops y tablets.

Cael Project está compuesto por diversos módulos, como Smart Contracts, workflows, M&A sala virtual de reuniones o un panel de analytics, Además, tiene:
– Legal project management simplificado
– BillPrep: proceso de facturación
– Vision: percepciones para gerencoas legales y firmas
– Verify: simplificando el engorroso proceso de verificación
– Select: para dar soporte basados en ser un aporte al cliente

Según Brown, lo que distingue a Elevate de otras empresas dedicadas al rubro, es la forma en que hacen su trabajo. El secreto estaría en realmente escuchar a los clientes para comprender lo que quieren lograr antes de proponerles una solución, luego de lo cual viene una etapa de acompañamiento.

De acuerdo a su sitio web, Elevate es la empresa de servicios legales más utilizada, según la encuesta 2017 sobre el estado de la industria, publicada por el Corporate Legal Operations Consortium (CLOC).

Lex Predict

Elevate anunció hoy la adquisición de la empresa de inteligencia artificial y firma consultora LexPredict. La operación tiene por objeto combinar la oferta de servicios legales con el equipo de data science y el motor AI de LexPredict, para crear soluciones más sofisticadas: “We #MakeLawBetter”.

LexPredict desarrolla software y data products, incluyendo sistemas de analítica de contratos, como ContraxSuite y LexNLP, case assessment y underwriting tools como LexSemble, herramientas de revisión de proyectos de ley como ContraxSuite, y productos enfocados en regulatorio.

 


FUENTE:   http://idealex.press/mercado-legal/regulacion-de-la-abogacia-como-industria/