“Quizás de una manera feroz, los ciudadanos comienzan a entender que sus propias preferencias y las de sus amigos y familiares pueden ser recopiladas y almacenadas de forma perpetua…”

 

Claudia Rossi

Los titulares de los últimos días acerca de las guerras comerciales que se han provocado por los nuevos aranceles impuestos por el Presidente Trump podrían dar cuenta una gran alarma y afectación a la economía mundial, pero la guerra más grandilocuente que se presenta hoy, que es un tipo de conflicto más silencioso, es la nueva guerra fría que se da en relación con los Datos Personales y la manipulación de la información. Si bien la crisis de Facebook/Cambridge Analytica se presenta como la más reciente y controvertida de este tipo, las tensiones podrían incrementar aún más el 25 de Mayo de 2018, cuando entre en vigencia la Regulación General de Protección de Datos de la Unión Europea (General Data Protection Regulation o “GPDR”).

La guerra fría que conocemos hasta ahora ha sido un enfrentamiento entre las democracias capitalistas occidentales, lideradas por los Estados Unidos de Norteamérica, contra las dictaduras comunistas, lideradas por la la ex Unión Soviética (Rusia), donde compiten por el predominio entre distintos puntos de vista en un escenario global.

Finalmente, esa batalla no se ganó con armas, sino que debido a la gran capacidad productiva de las potencias de Occidente.

Es así como el capitalismo triunfó al proporcionar bienes de consumo, como televisores y automóviles, pero también libertades políticas a una clase media en expansión, mientras que el comunismo fracasó por su incapacidad para ofrecer tales recompensas.

La sociedad que ofrecía más a sus ciudadanos, era la que finalmente ganaba al fin del día.

Pero hoy la guerra fría es otra y los estadounidenses están recién entendiendo “el poder de los datos”.

La amplia cobertura de los medios de comunicación sobre la interferencia rusa en sus elecciones presidenciales y el uso indebido de Facebook y otras plataformas de medios sociales para influenciar a 126 millones de estadounidenses ha servido como una forma de educar al público estadounidense sobre cómo los datos personales aparentemente inocuos pueden ser objeto de usos insospechados, incluso en su contra.

Al menos, debemos agradecer a Facebook que haya planteado el debate en el ciudadano común y corriente, titular en definitiva de esos datos, en todo el mundo.

Quizás de una manera feroz, comienzan a entender que sus propias preferencias y las de sus amigos y familiares pueden ser recopiladas y almacenadas de forma perpetua y alimentadas mediante algoritmos para generar mensajes manipuladores destinados a cambiar sus creencias e influenciar sus acciones.

Aunque los reguladores y fiscales han iniciado las investigaciones sobre estos hechos, el verdadero inquisidor será el mercado. Cualquiera sea la red social, llámese Facebook, Twitter, WhatsApp o alguna otra plataforma, cuando los usuarios tomemos conciencia que los datos que estamos compartiendo en esas plataformas —desde nuestro propio celular u otro gadget e incluyendo un simple “like”— pueden ser usados para saber de nosotros más de lo que queremos o hemos consentido, e incluso en nuestra contra, perdiendo así el control de lo que nos pertenece, no debería esto repetirse o, al menos, no sin saberlo o consentirlo. Si se pierde la confianza y no hay un intercambio valioso o virtuoso, los usuarios tendrán desincentivos para seguir usando estas plataformas y los anunciantes se irán a otra parte.

Si bien esto está pasando hoy en otras latitudes, la World Wide Web (www) es por definición global, por lo que no sería novedad que se sigan develando situaciones similares a estas en otros países o escenarios. No se entienda con esto que estamos en contra de la circulación de la información y los datos, por el contrario, tenemos el convencimiento que es muy importante y necesaria, pero las reglas del juego para ese “intercambio” deben ser conocidas y claras para todos los actores, y claramente eso en estos casos falló.

Chile va en la dirección correcta en esta materia, ya era hora, y estamos ad portas (actualmente en su primer trámite constitucional en el Senado) de que se apruebe la reforma y actualización a nuestra ley sobre protección de datos personales acorde a los nuevos tiempos, donde aspectos como, el tipo de datos y la transferencia internacional de los mismos son claves para que no solo los titulares de datos ejerzan efectivamente sus derechos sino que para el mercado y, porque no decirlo, para una competencia leal entre los distintos actores, incluyendo el sector público.

 
* Claudia Rossi es socia de Rossi Asociados, abogada especializada en tecnologías de la información y protección de datos personales. El presente artículo fue escrito originalmente para los clientes de la firma y su reproducción en Idealex.press fue expresamente autorizada.

Fuente: 

Colmena y Consalud reajustarán 4,8 y 4,7%, respectivamente, mientras que Cruz Blanca un 7,7%. Tres empresas congelaron sus precios.

Slide

Al menos un tercio de la cartera de beneficiarios de isapres tendrá un aumento en el precio de sus planes base de salud, información que debe ser entregada a la Superintendencia de Salud a más tardar hoy. La Tercera tuvo acceso a los precios de cinco, de un total de seis, aseguradoras. Así, las empresas que realizaron un reajuste de sus primas corresponden a Colmena y Consalud, con un 4,8% y 4,7% respectivamente, y Cruz Blanca, con un 7,7%.

Además, Nueva Masvida, Vida Tres y Banmédica no subirán sus valores, firmas que el año pasado también mostraron el mismo comportamiento.
Con estos datos, el promedio de alza de precios de planes del sistema es de 3,6%.

Cartera

El movimiento en el incremento de la prima de las aseguradoras abarca a una cartera de 2.003.682 beneficiarios, de un total de 3.302.967 afiliados. Es decir, el 60,6% de los usuarios tendrá alza en sus precios.

La adecuación que realizaron las compañías este año es más baja comparada con 2017. El año pasado, Cruz Blanca registró un 7,6% de aumento del precio del plan; Consalud 5,9%, mientras que Colmena mostró un 6,7%.

¿Qué impacto tiene un incremento de este tipo? Los expertos sostienen que la judicialización de las alzas es uno de los efectos más relevantes, ya que genera pérdidas para el sector. El año pasado se interpusieron 127.280 recursos para congelar los planes ante las cortes de Apelaciones. Aunque la cifra es un 11,2% menor que el año anterior, sería una de las razones de por qué algunas firmas optan por congelar sus precios.

Análisis

Héctor Sánchez, director de la Escuela de Salud Pública de la U. Andrés Bello, señala que las isapres que han cambiado de propiedad (Banmédica y Masvida) no presentaron aumento de los valores, “porque existe una mayor contención de costos. Lo han hecho, por ejemplo, mediante un nuevo modelo de atención, que contempla la aplicación de programas de prevención de enfermedades en personas con patologías crónicas o de la tercera edad, lo que lleva a controlar el costo del sistema”.

Sánchez agrega que si algunas congelaron sus tarifas tal como el año pasado, se debería a la preocupación de la industria por una eventual reforma a las isapres anunciada por el gobierno. “No quieren que la opinión pública las evalúe mal por esa conducta y que los cambios que vengan sean duros para ellas”, añade.

Uno de los argumentos de la industria ante los reajustes es que existe una sostenida alza de los costos en el sector de la salud en cuanto a personal, exámenes con mayor tecnología y un envejecimiento de la población, lo que lleva a que se utilicen más sus pólizas y aumente el gasto en estas firmas.

Óscar Arteaga, académico y especialista en Salud Pública de la U. de Chile, afirma que debe haber cambios para que el sistema de salud sea más accesible para los chilenos.

Sostiene que el valor de las primas se ha abordado en dos comisiones presidenciales en los últimos ocho años para elaborar un proyecto de ley que haga cambios al sector, pero sus propuestas no han sido consideradas. “Las isapres se comportan como una empresa privada más que como una entidad que promueva la seguridad social de la población”, sostiene. El académico dice que se estudió la modalidad de implementar un plan garantizado en las aseguradoras a un valor estable y que evite la discriminación, por ejemplo, de las mujeres, que deben pagar los mayores costos cuando están en edad fértil.

La Asociación de Isapres dijo que no se pronunciará sobre las políticas comerciales de las empresas.

Fuente: 

 

¿Qué falta para que todas las facultades de Derecho comiencen a reformular sus mallas y su forma de entregar conocimientos?

 

La semana pasada hubo una explosión de discusiones de futuro en Chile. Dos de ellas fueron organizadas por planteles universitarios de Santiago; la otra era Singularity University Chile Summit 2018.

Mientras el Congreso Civil de la Universidad de Chile trató sobre los desafíos que implica la “revolución digital” para la contratación y cómo evoluciona o se transforma el derecho de propiedad en la economía actual, transaccional, internacional, compartida, que no puede pasar por alto la creciente intervención de criptomonedas, en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica se hizo un encuentro que se enfocó en la tecnología blockchain.

Mientras el nivel académico del primer evento era impecable, lo interesante del segundo fue la organización de talleres durante la tarde, con una discusión guiada entre asistentes de distintas profesiones: además de abogados había desarrolladores de software, contadores, agrónomos e ingenieros.

Cuando en el taller de criptomonedas el moderador preguntó ¿quiénes de los que están aquí usan criptomonedas?, de las 22 personas sentadas en la sala, no fueron más de 4 las que no levantaron la mano. “Falta desarrollo de ecosistema; que seamos capaces de desarrollar casos de uso y generar confianza”, fue una de las conclusiones.

Con iTunes perdieron las disqueras; con Uber perdieron los taxis, se dijo… “Hay varios experimentos en que cuando la sociedad se hace cargo, los incumbentes pierden cierto grado de poder”, se añadió.

¿La novedad? Derecho UC está evaluando incorporar blockchain como asignatura electiva dentro de la malla curricular.

¿El dato chilensis para los nuevos en el tema?: existe una criptomoneda llamada “chaucha”.

Por su parte, en Singularity se habló de los grandes temas, que aunque conciernen a la sociedad entera —y dado que el Derecho permea a la sociedad entera— tendrán un impacto indudable en el mundo jurídico.

“The Manufacturing of the Future: automatización, robótica en inteligencia artificial aplicados a la industria”, “Cybersecurity: seguridad en la era digital” y “Global Grand Challenges: desafíos globales e innovación con propósito” fueron algunos de los temas que se abordaron en la primera jornada.

Y dentro de ellos hubo frases como “proceso de transformación cultural”, “es el mindset el que hace la diferencia”, “Amazon es como un millar de startups trabajando en un mismo lugar” y “métete, entiende hasta lo profundo”.

También se habló de la estigmatización del fracaso y cómo en las empresas que practican la innovación desde la convicción no se castiga la equivocación y sí se premian los éxitos.

Desde el Derecho surgen varias preguntas:
– ¿Creemos todo lo que nos sugieren desde las economías desarrolladas?
– Olvidándonos de defensas corporativas de empleos que podrían perderse, ¿qué estamos haciendo para que nuestros futuros abogados estén habilitados para un futuro que es hoy?
– ¿Qué falta para que todas las facultades de Derecho comiencen a reformular sus mallas y su forma de entregar conocimientos?

En resumen: ¿Cuándo dejaremos de reaccionar para liderar cambios sociales en nuestra sociedad?

 Fuente: 

La decisión de la entidad se suma a la tomada por otras instituciones bancarias contra las plataformas CryptoMKT y Buda.com.

depresión

 

SANTIAGO.- Un nuevo golpe se confirmó esta tarde en el cripto-mundo nacional: BancoEstado, única entidad bancaria que mantenía cuentas corrientes con plataformas que transan divisas digitales, cerró la cuenta de una de ellas.

Así, en una notificación enviada a la empresa Orionx a la que Emol tuvo acceso, el banco señaló: "Mediante la presente le informamos que BancoEstado ha resuelto el cierre de la cuenta de la cual usted es titular, de conformidad a la facultad dispuesta en el Contrato de Cuentas".

Respecto a las razones de esta caducación, la entidad detalló que "se debe a que BancoEstado adoptó la decisión, por ahora, de no operar con empresas que se dediquen a la emisión o creación, corretaje, intermediación o sirvan de plataforma de las llamadas o denominadas criptomonedas".

Además, la institución especificó que adoptará esta posición "mientras no exista un reconocimiento regulatorio de dicha actividad" y que el cierre se realizará después de 10 días de corrido a partir de hoy jueves.

Cabe recordar que Orionx es la plataforma que más criptomonedas transa en Chile y, de hecho, es la única que opera también con las divisas chilenas Chaucha y Luka.

Así, también trabaja con Bitcoin, Ethereum, Bitcoin Cash, Litecoin, Dash, Ripple. De esta forma, es de esperar que BancoEstado emita el mismo comunicado a las plataformas CryptoMKT y Buda.com, las cuales también poseen cuentas en dicho lugar.

Es así como en menos de una semana la banca del país le dio un portazo a las empresas que operan con criptomonedas.

Cabe recordar que el fin de semana se supo que tanto Scotiabank como Itaú tomaron la misma decisión de BancoEstado, sin embargo, evitaron detallar que se debía al tema de las divisas digitales.

Fuente: 

 

Estudiantes de la Universidad Católica Silva Henríquez lanzaron la primera edición de esta revista académica, que publicará artículos preparados principalmente por estudiantes y abogados.

 

 

 

Javiera Bianchi

Carpe Noctem es la nueva revista jurídica de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH). Es un proyecto estudiantil que pretende recopilar artículos inéditos escritos principalmente por estudiantes de pregrado, egresados y licenciados de las distintas universidades del país y del extranjero.

Su nombre, que proviene del latín, significa “aprovechar la noche”, lo que representa utilizar ese tiempo para crear y realizar una búsqueda impetuosa de conocimiento y experiencia, con el fin de trascender e inspirar. “Queremos que sea un espacio de libre opinión para los estudiantes y abogados y para todo aquel que no sea un profesional del Derecho, que nos permita comprender su visión sobre asuntos de interés jurídico”, explica Ezequías Tobar, uno de los directores de la revista junto a Jorge Perello y Sergio Aedo.

Carpe Noctem se origina debido al interés de los estudiantes por investigar, crear y proponer cambios en el Derecho. Lo novedoso que tiene la revista jurídica, es que son la única de Chile que recibe artículos de interés jurídicos publicado por profesionales o estudiantes que no se dedican de forma habitual al ejercicio del derecho.

Uno de los artículos que integran esta primera edición es “El principio de Pacta Sunt Servanda en los contratos administrativos”, escrito por Enrique Escala, asociado de Puga Ortiz. Este plantea si se puede afirmar la legitimidad que tendría el Estado para pasar por alto la intangibilidad contractual y obligar a un particular a subordinar su derecho de propiedad, considerando el rol de garante del bien común que ejercería la Administración.

“Alcances y perspectivas de la delación compensada”, de Felipe Silva, también es parte de la primera edición de Carpe Noctem. Aquí se se señala que si bien la regulación expresa de la delación compensada ha sido un gran aporte combatiendo prácticas que atentan contra la libre competencia, aún tiene serias falencias que corregir. Y para esto se proponen posibles métodos de solución.

Por último, destacamos también el artículo de Leonardo Espinoza, socio de Almagro Consultores, “Diferencias doctrinarias jurisprudenciales entre la Contraloría General y la Dirección Del Trabajo ante un mismo caso”. El artículo expone que debido al Estatuto Jurídico del Personal de la Atención Primaria, en que los funcionarios puedan ser contratados por una municipalidad o corporación municipal y que son fiscalizados por entidades distintas (Contraloría General de la República y Dirección del Trabajo respectivamente), se generan diferencias de criterio jurídico en cuanto a la resolución de un mismo conflicto. Ello traería como consecuencia arbitrariedad e indefensión en los sujetos activos de dicho cuerpo estatutario.

Con artículos como los recién mencionados, Carpe Noctem será publicada una vez al semestre. Cuentan con dos equipos de trabajo para la generación y edición de contenidos: uno integrado por alumnos de pregrado y egresados de Derecho y el otro, integrado por un grupo de académicos de la UCSH.

Sugerimos estar atentos, entonces, a lo que sigan publicando.

Fuente: