Bachelet-Valdés Cuenta Publica 2015

Aunque en su Cuenta Pública la Presidenta no fue específica, dijo que sin crecimiento no hay justicia social. Valdés enfrenta escenario complejo: presupuesto entró en déficit en marzo y no hay espacio para emitir más deuda. Bci estima que promesa de balance estructural tendrá que postergarse. 

El Gobierno de Michelle Bachelet mandó la señal más clara, desde que comenzó su segundo paso por La Moneda, de que el crecimiento económico se metió en el corazón de la agenda.

Ayer, en su segunda Cuenta Pública, la Presidenta dijo que Chile está viviendo uno de los procesos transformadores más importantes de su historia, pero hizo hincapié en que sin crecimiento no hay justicia social.

Y aunque no anunció medidas específicas para reactivar la economía, reconoció que esta "atraviesa por un período de desaceleración, por razones coyunturales y estructurales. Esto nos impone una preocupación especial y es imperativo trabajar para ampliar nuestra capacidad de crecimiento".

Destacó, además, que la economía se ha ajustado de manera sana al nuevo escenario y que "ha dado muestras de una incipiente recuperación en su dinamismo", al tiempo que enfatizó que el Gobierno está trabajando en ampliar la capacidad de crecimiento, y como ejemplo recalcó que el presupuesto para el año 2015 contempla una expansión del gasto de 9,8%, con un fuerte énfasis en la inversión pública.

A la salida del Congreso, el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés dijo que Bachelet tiene clara la importancia del crecimiento como una tarea central.

"La Presidenta hizo una reflexión profunda en el sentido que el crecimiento no es una cosa vacía, es decir, no es algo que es ajeno a la gente. El crecimiento primero nos permite generar empleo; segundo, permite generar recursos para las políticas sociales. Sin el crecimiento es imposible tener una sociedad justa. El crecimiento solo no basta", puntualizó el titular de Hacienda.

Pero Valdés también dejó claro que lo que se viene es un foco puesto en un crecimiento responsable y cerró la puerta a extender el estímulo fiscal, que este año se tradujo en un aumento en el gasto de casi 10%.

"La política fiscal ya hizo su trabajo para defendernos de esta desaceleración. Lo que nos queda ahora es volver a trabajar más fuerte para expandir la capacidad de crecimiento de la economía”, y agregó que los esfuerzos ahora deben estar enfocados en dinamizar el crecimiento.

Varios economistas dicen que el mensaje de Valdés es que no hay más espacio para incentivos fiscales y, dado que el Banco Central tampoco tiene la flexibilidad para nuevos recortes de tasas considerando el escenario de inflación, lo que queda es que el sector privado vuelva a invertir y tome la inciativa.

Valdés entre la espada y la pared

Para Sergio Lehman, del Bci, el nuevo ministro de Hacienda está en una situación complicada, ya que si el sector privado no toma la posta, tendrá que gastar para seguir impulsando crecimiento o moderar para cumplir con promesa de balance estructural.

Lehman, que antes de llegar al Bci trabajó como Gerente de Análisis Internacional en el Banco Central, estima que la aceleración del gasto es insostenible en los próximos años si el Gobierno quiere cumplir la promesa de entregar un déficit estructural balanceado a 2018.

Un análisis del BCI estima que ya en marzo el presupuesto entró en déficit –US$ 480 millones, no acumulado–, y calcula que ya desde abril el acumulado también estará en déficit. Eso normalmente ocurre entre junio y septiembre, lo que indica lo complicado que está el panorama fiscal que enfrenta Valdés y de ahí su postura de apostar a la moderación.

La ley de presupuesto para este año contemplaba un deficit de 1,9%, pero el Bci cree que será de 3,2%. Entre los factores claves está que la reforma tributaria no se halla recaudando lo prometido y el precio del cobre ha estado por debajo de las cifras con que se construyó el presupuesto para este año. Además, Hacienda emitió todo lo que le está permitido para este año.

Para Lehman, el Gobierno probablemente tendrá que postergar promesa de balance estructural y Valdés va a tener que cambiar prioridades.

En su opinión, sería prudente moderar el gasto, puesto que el balance estructural "es la joya de la corona para inversionistas extranjeros".

Cabe recordar que a principios de abril, el entonces ministro de Hacienda, Alberto Arenas, reveló que efectivamente Hacienda evaluaba extender estímulo fiscal ante preocupación por lentitud de repunte de la economía.

Lo dijo en Washington, en una entrevista con Bloomberg durante las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI): "Un debate sobre extender por más tiempo la política fiscal contracíclica en Chile es un debate que es bienvenido y vamos a hacer una evaluación".

En su retorno a Chile fue más claro durante un almuerzo con los parlamentarios de la Nueva Mayoría que integran las comisiones de Hacienda del Senado y de la Cámara. En esa ocasión, se discutió la necesidad de que se extendiera al próximo año el actual estímulo fiscal que tiene la economía.

Fuentes cercanas a Hacienda afirman que hay preocupación respecto de que el déficit se adelantara para abril y las declaraciones del ministro ayer en Valparaíso lo reflejan.

El jefe de las finanzas públicas aseguró que todas las medidas anunciadas por la Presidenta son parte del programa y su financiamiento está hecho sobre la base de la responsabilidad fiscal. “Está garantizado porque somos un Gobierno responsable. Vamos a avanzar a una velocidad coherente con mantener las finanzas públicas sanas”, precisó.

“Los anuncios son aumentos de gasto comprometidos en el programa, pero son aumentos graduales, porque somos un Gobierno responsable. Hay que avanzar con un norte muy claro, pero la velocidad con que se llegue a ese norte tiene que ser coherente con la responsabilidad que caracteriza a Chile y a este Gobierno en particular”.

Y volvió a recalcar el mismo punto al ser consultado sobre cómo se incentivará el repunte de la inversión privada: esta “depende crucialmente de la confianza y de tener un Gobierno que se compromete con reformas que va a acometer responsablemente, en una gradualidad que es coherente con la gran solidez fiscal que tenemos, que se compromete con diálogo. Son elementos que nos deben ayudar a reimpulsar la inversión”, aseguró.

 

FUENTE:  

La moneda estadounidense terminó las operaciones a $608,14 comprador y $608,83 unidades vendedor comparado con a $604,20 comprador y $605,20 vendedor, del cierre anterior. 

El precio del dólar revirtió la tendencia inicial y cerró al alza siguiendo el comportamiento global de la divisa e influido por el retroceso en el valor del cobre.

La moneda estadounidense terminó las operaciones a $608,14 comprador y $608,83 unidades vendedor comparado con a $604,20 comprador y $605,20 vendedor, del cierre anterior. 

Con este resultado el tipo de cambio completó su cuarta sesión consecutiva de alzas en las que acumuló un incremento de $13.

El dólar subía tras un reporte sobre inflación en Estados Unidos que indicó que las presiones subyacentes están aumentando y que elevó la probabilidad de que la Reserva Federal en Estados Unidos incremente las tasas de interés más adelante este año.

El Departamento de Trabajo informó que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 0,1% el mes pasado tras crecer 0,2% en marzo.

"La fortaleza de la inflación, junto con datos económicos más robustos, son lo que la Fed definitivamente quiere ver", dijo Brian Daingerfield, estratega de monedas del Royal Bank of Scotland en Stamford, Connecticut.

"Las expectativas de un alza en las tasas probablemente han sido adelantadas como resultado de algunos de los datos más sólidos hoy", agregó.

El euro recortó ganancias y el ímpetu por comprar dólares aumentó a medida que la sesión en Nueva York incorporaba los datos de precios al consumidor en Estados Unidos.

En tanto el precio contado del cobre cerró con un descenso de 0,68% a US$2,81 la libra en la Bolsa de Metales de Londres debido a que las preocupaciones sobre China dominaban la confianza, aunque las expectativas de un aumento de la demanda en el mayor consumidor en los próximos meses limitaban las pérdidas.

Operadores dijeron que la caída del peso mexicano fue otro factor que presionó a la moneda chilena.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a US$760 millones contra los US$1.220 millones negociados en la jornada anterior.

FUENTE: latercera.com

En tanto, las ventas totales de la industria, que incluyen ventas destinadas a las exportaciones, aumentaron 5% anual.

 

"Las líneas industriales que abastecen al sector de la construcción continúan mostrando importantes caídas interanuales, siendo contrarrestadas, en parte, por las líneas productivas destinadas al mercado externo", dijo el gremio.
 
Destacó el crecimiento de las ventas totales industriales, que incluyen ventas al mercado externo, al crecer 5% en relación a enero de 2014. Parte del dinamismo de las ventas obedece a una baja base de comparación. Sin embargo, las ventas destinadas al mercado interno cayeron 1,9% anual, agregó el gremio.
 
Por componentes de la producción, solo dos de las siete divisiones mostraron cifras positivas.

Las divisiones que mostraron mayor incidencia en los resultados de la producción de enero fueron: “Alimentos, Bebidas y Tabaco”, que anotó un aumento interanual de 4,5% y explicó 1,8 puntos del crecimiento de la producción. Este dinamismo se debe, principalmente, al dinamismo en la producción de Salmones, Elaboración y Conservación de Frutas, Legumbres y Hortalizas. El segundo sector que mostro cifras positivas fue “Maderas y Muebles” al registrar un aumentó de 2,6% anual con una incidencia de 0,2 puntos al total de la industria manufacturera.
 
Las divisiones que explicaron con mayor incidencia anual en la caída del sector, fueron:  “Productos Metálicos, Máquinas y Equipos”,  el cual viene cayendo desde el segundo trimestre del año 2013 y en enero mostró una baja de 13,3% anual, de este modo restó al sector industrial 1,1 puntos. Otro sector que aportó negativamente a la industria fue el ítem “Celulosa, papel e imprentas”, el cual cayó 4,8% anual, afectado por una caída en la producción de folletos, publicaciones y edición de libros, pues se produjo un desfase productivo respecto del año anterior.
 
Por sector de destino, destacó el aumento en los “Bienes de Consumo Habitual”, los que crecieron 2,9% anual y “Bienes de Capital” que subieron 19,1% anual.

 

FUENTE: Resultado de imagen para la tercera logo

CNC: Paro de Aduanas impacta a un 8% de carga de importaciones y exportaciones

El gremio advirtió la movilización, que afecta a vías terrestre, aérea y marítima, "ya está poniendo una vez más en tela de juicio la calidad e imagen de nuestro comercio exterior".

SANTIAGO.- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) manifestó hoy su preocupación por los efectos que está provocando el paro de funcionarios de Aduanas.

En ese sentido, el gremio advirtió que "la movilización ya está impactando en los flujos de importación y exportación, poniendo una vez más en tela de juicio la calidad e imagen de nuestro comercio exterior".

En esa línea, el presidente del Comité Internacional de la CNC, Kenneth Werner, indicó que "las mercancías que implican una inspección física o documental de Aduana no están siendo ingresadas ni retiradas, lo que representa un 8% de la carga de importación y exportación. En el caso de la carga aérea no ha habido planes de contingencia, por lo que ésta no ha podido ser retirada ni ingresada, salvo contadas excepciones".

Werner -quien detalló que el puerto de Valparaíso está totalmente paralizado debido a una medida de fuerza de un sector de transportistas- añadió que se están produciendo atoches en los puertos terrestres, aéreos y marítimos, además de "perjuicios y daños económicos a pequeños y medianos importadores y exportadores que no sólo están viendo afectados sus flujos, sino también han quedado expuestos a incumplimientos contractuales y costos adicionales de almacenamiento".

El dirigente llamó a que "prime el diálogo y que esta situación se solucione cuanto antes".

"No podemos tolerar que paros ilegales sigan impactando el prestigio de Chile, poniendo en duda la confiabilidad del comercio exterior chileno. Necesitamos una institucionalidad que resguarde la eficiencia y productividad de nuestras relaciones comerciales", concluyó.

FUENTE: Emol.com

El presidente de la gremial dijo que "es indispensable que la justicia actúe con el máximo rigor de la ley, pues casos como éste provocan un perjuicio social severo".

 

 

El presidente de Sofofa, Hermann Von Mühlenbrock, valoró el trabajo realizado por el Poder Judicial y la Fiscalía respecto al Caso Penta, con el fin de aclarar y sancionar hechos que, a su juicio, “revisten la máxima gravedad para el país” y recalcó que “los hechos investigados en el marco del caso Penta suponen graves faltas contra la ley y la ética, que dañan la confianza pública y que no se pueden volver a repetir”.

En ese sentido, Von Mühlenbrock dijo que “es indispensable que la justicia actúe con el máximo rigor de la ley, pues casos como éste provocan un perjuicio social severo, dañan el correcto funcionamiento del sistema económico y deterioran gravemente la confianza en las instituciones de nuestro país”.

El presidente de Sofofa hizo un llamado a crear un marco institucional en el país que ayude a evitar que este tipo de casos se repita en el futuro y que permita separar negocios y política.

Von Mühlenbrock agregó que el Comité de Ética de la Sofofa lleva unos meses trabajando en la modificación del reglamento interno para establecer procedimientos y sanciones a conductas que transgredan las normas contenidas en su Código de Ética.

 

FUENTE:  Resultado de imagen para pulso logo