Los delitos de alta connotación social, como los bombazos, serán investigados por la Fiscalía de Alta Complejidad.

La Mandataria señaló que la entidad que reformará la estructura del Ministerio Público, se hará cargo de "delitos complejos de alta connotación social".

La Presidenta Michelle Bachelet firmó esta mañana el envío del proyecto de ley que modifica la estructura del Ministerio Público, creando la Fiscalía de Alta Complejidad, que se encargará de investigar delitos de alta connotación social, como los bombazos de los últimos meses, y delitos económicos como el caso Cascadas.

La Mandataria señaló que "esperamos que los resultados sigan siendo positivos,por ello firmamos este proyecto de ley cuyo objetivo es generar un cambio en la estructura del Ministerio Público (...) Esta fiscalía se hará cargo de delitos especialmente complejos y de alta connotación social. Estará a cargo de un fiscal jefe especial y tendrá jurisdicción en todo el territorio nacional".

El proyecto, fue anunciado tras el comité político realizado este lunes en La Moneda, como parte del cronograma de iniciativas del gobierno en materia de seguridad, contempla además reformar la ley antiterrorista, rediseñar el sistema de inteligencia y, particularmente, la Agencia Nacional de Inteligencia.

 

FUENTE:

Cada ítem de esta reforma tiene su propia gradualidad y será aplicada en distintos momentos.

Esta mañana la presidenta Michelle Bachelet promulgó la nueva reforma tributaria que comienza a regir desde hoy.Presidenta señaló que la reforma ayudará a terminar con las desigualdades en nuestro país y reducir el déficit fiscal.

Se pretende recaudar unos US$ 8.300 millones al año, en régimen, para financiar con ingresos permanentes las transformaciones sociales que se incluyen en el programa de Gobierno. "Se aumentará la recaudación fiscal, lo que permitirá contar con más recursos para enfrentar las necesidades sociales de nuestro país", agregó la presidenta.

"Es algo que es muy relevante para un momento de menor crecimiento. Esta promulgación entrega también una nueva señal de certidumbre y de reglas claras a los agentes económicos. Con ello, están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de crecimiento", dijo la Mandataria en La Moneda.

Asimismo, recordó los cuatro objetivos principales de la reforma tributaria: financiar cambios estructurales, en especial en Educación, enfrentar la desigualdad con un sistema de impuestos donde los que más tienen aporten proporcionalmente más, incorporar los dispositivos y los recursos para combatir la elusión y la evasión, y la creación de incentivos al ahorro.

"Es una enorme satisfacción ver que es una realidad a solo seis meses de iniciado este gobierno", destacó y agregó que "tan importante como los plazos en que se ha aprobado la ley, es el amplio acuerdo que se logró sobre cuáles son los mejores mecanismos".

Entre los principales cambios que introduce la reforma al sistema tributario se encuentran el alza de los impuestos a las empresas, incentivo al ahorro y la inversión, beneficios para las pymes, cambios al sistema de renta presunta, aplicación de impuestos verdes y alzas de los impuestos correctivos.

 

FUENTE:
Emol.com

Las líneas asociadas a préstamos de consumo de hasta 200 UF, a los que se aplicó la norma, muestran tasas promedio de 39,04%; en tarjetas de crédito, de 34,75%, y en empresas de 33,10%.

 

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) emitió ayer el primer informe acerca de las tasas anuales aplicadas por la banca, luego que en noviembre del año pasado entrara en vigencia la norma que limitó los intereses máximos permitidos para cobro —conocidos como Tasa Máxima Convencional (TMC).

Esto, solo para uno de los diez tramos medidos por el regulador: los créditos de hasta 200 UF, unos $4,8 millones, pero dividido en dos segmentos: 0 a 50 UF (hasta $1,2 millones) y 50 UF a 200 UF (entre $1,2 millones y $4,8 millones).

Según los resultados, los intereses promedio del sistema más elevados —dentro del segmento afectado— están en las líneas de crédito asociadas a cuentas corrientes, a tarjetas de crédito y a cuentas de empresas. En el primer caso, la tasa promedio del sistema se sitúa en 39,04%; en las líneas ligadas a tarjetas, llega a 34,75%, y en las asociadas a empresas, alcanza a 33,10%.

Sin embargo, las cifras evidencian también que los ajustes al mecanismo de cálculo de la TMC comienzan a presionar a la baja a las tasas promedio del sistema, que se usan para calcular el interés máximo.

Es así como, por ejemplo, la tasa de interés promedio del sistema para créditos hasta 50 UF pasó de 42,36% en noviembre de 2013, a 39,28% a junio de este año. Mientras que en el tramo siguiente, bajan desde 33,36% a 30,85%, en igual período.

De esta manera, la tasa máxima convencional para los créditos en los que la norma buscaba generar un ajuste a la baja desciende de 47,91% a 40,95% en el tramo de 0 a 50 UF entre noviembre y junio de este año; y desde 45,91% a 38,45% para los préstamos entre 50 UF y 200 UF. Al aprobarse la ley, se estimaba que en dos años la TMC bajaría a 37%, desde el 54% anual en que se situaba antes del cambio.

 

Diferencias en la banca

Por tipo de crédito en el mismo segmento de 0 a 200 UF, el sistema promedia tasas de 24,01% para préstamos de consumo y de 20,91% en colocaciones a empresas.

En este último grupo se pueden apreciar igualmente las mayores diferencias entre las ofertas de los bancos, llegando hasta casi 40 puntos porcentuales de brecha entre el menor y el mayor interés cobrado por cada institución. Banco Do Brasil oferta la tasa promedio más baja, con un 5,30%; mientras que Falabella exhibe el valor más alto, con 44,19%, de acuerdo con las cifras del regulador.

En consumo, las diferencias llegan hasta 20 puntos porcentuales entre el menor y el mayor interés ofertado, siendo BancoEstado el que oferta el valor más bajo, con una tasa de 9,28%; y Banco Falabella, el de la tasa más alta, en 29,13%.

 

¿Qué dice la SBIF?

La TMC no puede superar el 50% del interés promedio de los créditos del sistema y es publicada en el sitio web del regulador.

La SBIF comenta en su informe que desde la perspectiva de los usuarios de crédito, “las cifras expuestas en estos reportes subrayan la importancia de cotizar antes de suscribir créditos”.

Esto, porque existen importantes diferencias en las tasas de interés según banco y según producto, y porque los datos evidencian que las tasas de interés pueden experimentar variaciones importantes en el tiempo y que difieren de acuerdo al monto, plazo y moneda.

“Es relevante, por tanto, que los usuarios de crédito optimicen su proceso de “cotización” ante montos de crédito mayores y/o frente a plazos de crédito más extensos. En tales escenarios, pequeños diferenciales de tasas de interés pueden traducirse en importantes ahorros”, agrega la SBIF. A partir del 2015, comenzarán a reportar la totalidad de las instituciones colocadoras de crédito masivo.

 

FUENTE:
Emol.com

Se acentúa deterioro en expectativas para 2015 y mercado ve PIB en parte baja de rango del Central

Prácticamente todas las variables fueron revisadas a la baja por la banca de inversión para el siguiente ejercicio, destacando consumo e inversión.

 

La tesis del Banco Central y del Ministerio de Hacienda es que la economía chilena irá de menos a más en lo que queda del año, para anotar un leve repunte durante 2015. Tesis que comparte el mercado, aunque con matices.

Los bancos de inversión encuestados por el LatinFocus Consensus Forecast de septiembre ampliaron para el próximo año el deterioro de las expectativas que ya se ha acentuado este año, proyectando que el PIB crecerá un 3,4% en 2015, un recorte de 0,4 décimas en relación a la encuesta de agosto.

La cifra se ubica más cerca de la parte baja del rango proyectado por el Banco Central en el último Informe de Política Monetaria (IPoM), donde el instituto emisor prevé que el Producto se expandirá en un rango entre 3% y 4%.

Además, en los últimos tres meses las perspectivas de los agentes para el próximo año se situaron desde 4% a 3,4%. La menor proyección la registra Bank of America Merrill Lynch, que espera que el Producto avance apenas un 2,7% en 2015, mientras que los bancos más optimistas son Bradesco, Citigroup Global Markets, Econsult y Nomura, que ven expansiones del PIB de 4% en el próximo ejercicio (ver tabla en página 26).

Junto a esto, los bancos consultados recortaron prácticamente todas sus proyecciones para el próximo año, destacando consumo e inversión, donde la merma alcanza 0,4 décimas (3,4%) y 0,5 décimas (3,8%), respectivamente, para el próximo año. Ambos componentes de la demanda interna son los que más se han deteriorado en el último tiempo, explicando parte importante del menor crecimiento observado en los últimos meses.

En algunos de los pocos apartados donde se anotaron incrementos fueron, paradójicamente, negativos: a nivel de desempleo, la tasa se ubicará en un 7% el próximo año, un incremento de 0,2 puntos en relación a la medición de agosto; mientras que el déficit fiscal alcanzará un 1,4% del PIB, 0,4 puntos más que el mes pasado, anticipan los analistas consultados. 



 

Dólar y sector externo


Por el lado del tipo de cambio, la banca de inversión anticipa que la divisa norteamericana continuará su senda apreciativa frente al peso, corrigiendo a $ 590 su proyección de cierre para el billete el próximo año, una variación positiva de $ 12 en relación a agosto.

¿Qué efecto tendrá el mayor tipo de cambio en el sector externo? Lo impulsará sin lugar a dudas, pero a un menor ritmo que lo previsto en agosto. Es que según el consenso de la banca de inversión, las exportaciones crecerán 4,6% el próximo año, un retroceso de 0,7 décimas versus el sondeo del mes pasado.

Respecto a la inflación, el consenso en el mercado se mantuvo inalterado en relación a agosto y esperan que el IPC avance 3% el próximo año. 



 

Las noticias negativas del mes


El informe de Consensus Forecast recoge los principales hechos económicos que marcaron el análisis del mercado este mes.

Entre ellas, destaca el plan de incentivo a la inversión anunciado por la presidenta de la República, Michelle Bachelet, mediante la inyección de US$ 500 millones para impulsar la actividad.

Asimismo, el Banco Central publicó las cuentas nacionales del segundo trimestre del año, donde el Producto avanzó 1,9% entre abril y junio, su menor expansión en casi cinco años. La inversión cayó más de 8% en el período, mientras que el consumo privado se expandió a tasas de 1,9%, también en torno a sus mínimos desde 2009.

Dicha publicación también coincidió con el IPoM de septiembre, donde el instituto emisor prevé que el país se expandirá entre 1,75% y 2,25% este año, mientras que en el siguiente ejercicio lo hará entre 3% y 4%.

Por último, el Índice de Precios al Consumidor del mes de agosto superó las estimaciones y se ubicó en 0,3%.

 

Imagen foto_00000004

 

NUEVO RECORTE A PIB PARA ESTE AÑO

No hay caso con 2014. Las perspectivas de crecimiento para el actual ejercicio continúan deteriorándose. Según los bancos de inversión consultados por el LatinFocus Consensus Forecast, el Producto se expandirá 2,2% este año, un recorte de 0,7 puntos porcentuales en comparación al sondeo de agosto. De esta manera, el mercado se acerca a la barrera psicológica del 2%. En los últimos tres meses, las expectativas de crecimiento para este año se han reducido en 1 punto, según Consensus Forecast. Asimismo, el mercado tomó nota de la actualización del escenario recesivo para la inversión que delineó el Banco Central en el último IPoM y prevé que la formación bruta de capital caerá 4,4%, 2,5 pun- tos de caída en relación a lo planteado por el mercado el mes pasado. En el caso de la inflación, la banca de inversión corrigió al alza su estimación a diciembre a 4,1%, 0,3 punto más versus agosto. El consumo total, en tanto, crecerá 2,8% este ejercicio, 0,7 puntos menos respecto al sondeo previo.

 

 

FUENTE:
Diario Financiero

Reforma laboral: Bachelet espera borrador de Trabajo y decidirá gradualidad después de Fiestas Patrias

Ministerio sigue reuniéndose con gremios y prepara informe con propuestas a negociación colectiva y actividad sindical.

En su cuenta regresiva entró el funcionamiento de las reuniones técnicas que sostiene el Ministerio del Trabajo con representantes de los gremios para buscar acercar posiciones en torno a los titulares de la reforma laboral.

Inicialmente, la cartera que dirige la ministra Javiera Blanco había optado por un diálogo preferente con la comisión laboral de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que encabeza el secretario general Arturo Martínez. Sin embargo, por mandato de La Moneda las conversaciones se ampliaron a otros gremios como las PYME y tuvieron que profundizarse con la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), tras los reclamos de que en este proceso los empresarios no habían sido escuchados debidamente por la cartera de Huérfanos 1273.

Fuentes del oficialismo explican que el diseño del articulado de la reforma vendrá una vez que el ministerio culmine antes de fin de mes los diálogos con los sectores incumbentes y prepare un informe tipo “borrador” con los temas que quiere impulsar la cartera y las observaciones de los privados.

Otra fuente bien informada cuenta que el documento será remitido a la presidenta Michelle Bachelet después del Feriado de Fiestas, quien en virtud de su contenido y compromisos pactados con el mundo laboral en el programa decidirá la gradualidad y oportunidad de la implementación de la iniciativa.

Precisan que lo que sí está claro es que en el ministerio trabajan en una propuesta de cambios al proceso de negociación colectiva y fortalecimiento de los sindicatos, el cual incluiría la titularidad sindical y el fin del reemplazo de trabajadores en huelga, en línea con lo pactado en julio con la CUT en el protocolo de acuerdo por el sueldo mínimo.

“Los demás temas de la agenda laboral que están en el programa de gobierno se verán en otros tiempos con distintas urgencias”, explica la fuente.

También aseguran que en Trabajo operan a toda máquina para que en la última semana de octubre se envíe el proyecto de ley al Congreso, con plazo de urgencia simple, para que sea aprobado en una de las cámaras al menos durante este año.

Consultada la presidenta de la multisindical Bárbara Figueroa por los aires escalonados de la iniciativa, dijo que “entendemos que va a ser gradual toda vez que no se agota el programa de gobierno, ni las demandas de la CUT en el proyecto de fortalecimiento sindical y negociación colectiva”.

 


Nuevo tono


Es evidente es que en el Ejecutivo matizaron el lenguaje y optaron por hablar ahora de agenda laboral, ya no de reforma, pues dicen que la propuesta de Bachelet en la materia apunta a una serie de temas que no sólo tienen que ver con cambios legales profundos. Entre los otros proyectos de la agenda, están las modificaciones al seguro de cesantía, sala cuna universal, indicaciones al texto de seguridad laboral y programas de capacitación, entre otros.

Otros personeros involucrados en el debate creen que el nuevo tono responde a que La Moneda no quiere volver a tener conflictos con el sector empresarial, que ha advertido que la reforma laboral genera incertidumbre recién saliendo del turbulento trámite del ajuste tributario y que sería conveniente aplazar su discusión cuando la economía local registre mejores cifras de crecimiento.

Asimismo, en el Ejecutivo el discurso ya no se centra en que el ingreso del proyecto será en octubre, sino que en el último cuatrimestre.

Ayer se reanudaron las conversaciones entre los técnicos de Trabajo y la comisión de la CUT, donde a nivel general se analizó el fin del reemplazo en huelga. El próximo martes volverán a reunirse.

 

 

FUENTE:
Diario Financiero