Profesor de Derecho Económico de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

 

La Constitución chilena de 1980 ofrece una serie de normas, cuyo conjunto, por su contenido, conforman la denominada “constitución económica”. Además de una definición sobre el rol de los actores económicos, especialmente el Estado y los particulares, de manera sistemática pero inorgánica se diseñan en ella las bases y los medios de control para que exista una economía monetariamente estable. Por eso, desde la vigencia plena de la Constitución, a partir de 1990, Chile presenta niveles de inflación bajos y regulares, en comparación con épocas precedentes. Este fenómeno se debe en buena medida a una incidencia del Derecho.

 

Descargar